El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, anunció que el IMSS y el IPN abrieron una investigación en contra de la enfermera que inyectó sin vacuna a un adulto mayor en la sede de Zacatenco, y que podría haber sanciones penales por un posible soborno.

 

“No descartamos ninguna hipótesis, desde un posible error humano hasta un montaje, en el que tanto la persona aludida como personas externas pudieran estar involucradas en presionar, en sobornar o en inducir una conducta inadecuada”, dijo.

 

“Si esto se documenta, las sanciones podrían tener carácter incluso penal y extenderse también a aquellas personas que pudieran haber sido partícipes de un elemento así, incluso como autores intelectuales. Vamos por todo y lo haríamos lo más pronto posible”, anunció.

 

Anticipó que “sabemos ya muy bien quién es esta persona (la enfermera), la tenemos documentada e identificada y a las personas que participan en ese operativo de Zacatenco”, sostuvo.

 

Explicó que “ya se emprende un proceso de investigación, es temprano para especular sobre los hallazgos porque están siendo cuidados, tanto por el IMSS como por el IPN”.

 

Informó que la enfermera no es trabajadora del IMSS, que la reclutó el IPN para participar en el operativo y que aún no se sabe quién la capacitó. Aseguró que por un caso aislado no se debe generar desinformación ni confusión.

 

El funcionario informó también que ayer llegaron otras 487 mil 500 dosis de Pfizer, que han arribado al país 15 millones 163 mil 420 vacunas, de las que se han aplicado 9 millones 287 mil 405, con las 213 mil 267 de ayer.

 

La Secretaría de Salud confirmó ayer 252 nuevas defunciones en las últimas 24 horas, que suman 204 mil 399, y mil 247 contagios, que acumulan 2 millones 251 mil 705.