Causa misterio en el Vaticano la ausencia del arzobispo Georg Gaenswein, que trabaja tanto para el papa actual como para el papa emérito, luego del escándalo que provocó un libro sobre el celibato sacerdotal

 

'Desaparece' el secretario que comparten Francisco y Benedicto XVIEl Vaticano buscó el miércoles explicar la ausencia de un arzobispo que es miembro clave del equipo de protocolo del papa Francisco luego del escándalo que provocó un libro sobre el celibato sacerdotal, coescrito por el papa emérito Benedicto XVI.

 

La oficina de prensa del Vaticano negó que el arzobispo Georg Gaenswein, que trabaja tanto para el papa actual como para el papa emérito, haya sido suspendido oficialmente como prefecto de la Casa Pontificia de Francisco debido a su papel en el escándalo.

 

Agregó que su ausencia tanto de las audiencias públicas como privadas de Francisco durante las últimas semanas se debió "a una redistribución ordinaria de los diversos compromisos y deberes del prefecto de la Casa Pontificia".

 

La oficina de prensa recalcó que Gaenswein también era el secretario personal de Benedicto XVI.

 

La declaración hizo pensar que la Santa Sede estaba tratando de encontrar una forma elegante de justificar la destitución extraoficial de Gaenswein del equipo de Francisco, afirmando que se estaba dedicando más tiempo a las necesidades del papa emérito.

 

Benedicto XVI contribuyó con un ensayo al texto "Desde las profundidades de nuestros corazones", que insiste en la necesidad de preservar el celibato sacerdotal. El texto fue escrito principalmente por un crítico del papa Francisco, el cardenal Robert Sarah, jefe de la oficina de liturgia del Vaticano.

 

El 12 de enero se publicaron extractos del libro, causando un escándalo porque se reveló al mismo tiempo que información de que el papa Francisco está sopesando permitir la existencia de sacerdotes casados en el Amazonas, como una manera de resolver la escasez de sacerdotes allí.

 

La contribución de Benedicto XVI dio la impresión de que el papa retirado de 92 años estaba tratando de influir sobre el papa actual en un tema polémico. Muchos observadores subrayaron que la participación de Benedicto XVI no habría ocurrido sin la aprobación explícita y la participación de Gaenswein.

 

Gaenswein no ha sido visto en ninguna de las audiencias generales de Francisco desde el 15 de enero.

 

Atendió por última vez a una audiencia privada cuando recibió a miembros del Centro Simon Wiesenthal en el Vaticano el 20 de enero, según fotos de los eventos publicadas por el Vaticano.