Francia, Alemania y el Reino Unido endurecieron su lenguaje hacia Irán en un comunicado conjunto, en el que exhortan a Teherán a no incumplir los acuerdos nucleares de 2015 y denuncian su papel de desestabilizador en la región y su programa balístico.

 

Post thumbnailTras recordar que los tres países han lamentado que Estados Unidos se saliera de forma unilateral del acuerdo nuclear con Irán y reanudara las sanciones contra Teherán, los firmantes denuncian la violación del mismo por parte de las autoridades iraníes, según un comunicado difundido por el Elíseo, sede de la Presidencia francesa.

 

"Es esencial que Irán vuelva al pleno respeto de sus obligaciones contenidas en el acuerdo. Hemos mostrado nuestra profunda preocupación frente a las acciones emprendidas por Irán en violación de sus compromisos desde julio de 2019", indican París, Berlín y Londres, que instan a cesar esas violaciones, en clara referencia al enriquecimiento de uranio.

 

En caso contrario, avisan, se reservan la posibilidad de aplicar las cláusulas contenidas en el acuerdo, sin especificar cuáles.

 

Francia, Alemania y Reino Unido consideran necesario "definir un marco a largo plazo para el programa nuclear iraní".

 

Los tres firmantes denuncian el "papel desestabilizador" que ha desempeñado Teherán los últimos meses en la región, sobre todo mediante los Guardianes de la Revolución Islámica y la fuerza Al Quds.

 

"Nuestro compromiso en favor de la seguridad de nuestros aliados es inquebrantable. Tenemos que responder, mediante la diplomacia y de manera significativa a las preocupaciones comunes sobre las actividades desestabilizadoras de Irán, incluida la referida a su programa de misiles", señalan.

 

Por otro lado, París, Berlín y Londres se comprometen a trabajar junto a Teherán en las próximas etapas, tras el reconocimiento de Irán de que derribó por error el miércoles pasado un avión ucraniano con 176 personas a bordo. EFE y Aurora