Al iniciar una gira por esta entidad, el presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo que el ante el planteamiento “legítimo de los gobiernos de los estados” de revisar el pacto fiscal para alcanzar un nuevo esquema, “vamos a analizar esa demanda legítima de gobiernos estatales y municipales”. Sin embargo, también dijo que han ido en aumento los recursos que se les han trasladado.

La pandemia, su mal manejo por el Gobierno y las decisiones económicas de la llamada Cuarta Transformación han provocado la salida de capitales extranjeros del País y que aumente el riesgo de que la deuda mexicana pierda su grado de inversión.

Andrés Manuel López Obrador entra en la boca del lobo. Otra vez. Una semana después de haber visitado a Donald Trump en la Casa Blanca, en una gira calificada de exitosa por varios sectores, el presidente se alista para pisar el México más violento. El mandatario viajará esta semana a Jalisco, Guanajuato y Colima, tres entidades con altos índices de homicidios y que han sufrido la violencia de la delincuencia organizada recientemente. El reto que enfrenta el presidente en esta breve gira es aún más desafiante que el que encaraba en Washington. López Obrador aguarda reclamos por parte de los gobiernos locales por la descoordinación y la falta de resultados contundentes en su política de seguridad.