El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció esta mañana que el regreso de los trabajadores al servicio del Estado a sus oficinas se pospone otros dos meses, por lo que no será el lunes 3 de agosto cuando se reincorporen a sus actividades presenciales.

Vale recordar que el punto tres del decreto para enfrentar la crisis generada por la pandemia del nuevo coronavirus, publicado el 23 de abril pasado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), sería el 1 de agosto la fecha para el regreso de los empleados federales al servicio del Estado, con goce de sueldo; el Mandatario determinó ahora extenderla al 1 de octubre.

Vale recordar que desde marzo muchos empleados del gobierno federal dejaron las oficinas para trabajar desde casa: adultos mayores de 60 años, personas con discapacidad, mujeres embarazadas, y quienes padecen enfermedades crónicas; en tanto que otros trabajan con horarios escalonados o días alternados, todo ello con el objetivo de evitar queden expuestos a contagiarse del virus SARS-CoV-2.

Dichas medidas se adoptaron después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS), calificara el 11 de marzo de 2020 como “Pandemia” al nuevo coronavirus y la enfermedad que genera: Covid-19.

El Presidente López Obrador dijo esta mañana que en el caso de los trabajadores al servicio del Estado “se tomó la decisión de que no se regrese en dos meses”, y que sería hasta el 1 de octubre, para añadir: seguimos trabajando igual como lo hemos venido haciendo, hay áreas en donde tenemos que estar en el gobierno todo lo que es atención a la gente, la seguridad pública, el sector salud y la Presidencia”.