La Sedesol aún no ha aclarado 284.8 millones de pesos que se ejercieron en 2016, durante el paso de José Antonio Meade y Luis Miranda Nava por la dependencia.

 

Se aseguró que los recursos se habían utilizado para beneficiar a la población, pero cuando se investigó el destino del dinero, se encontró que algunas personas a las que se dice que se les entregaron los recurso estaban muertas y que las obras que se dijo que se hicieron no se realizaron.

 

En una nota que publica el diario Milenio se asegura que en las revisiones que realizó la Auditoría Superior de la Federación (ASF) se descubrió que hubo un daño al erario por 285.1 millones de pesos, durante el periodo en el que José Antonio Meade y Luis Miranda Nava estuvieron al frente de la dependencia.

 

Se asegura que de los 285.1 millones de pesos, las autoridades sólo pudieron recuperar 300 mil pesos.

 

La Auditoría Superior de la Federación no denunció penalmente a los funcionarios de la Sedesol por las irregularidades y los motivos no se explican.

 

Cuando la Auditoría Superior de la Federación revisó el programa de Empleo Temporal se encontró que había un daño al erario por 122 millones 792 mil 768.66 pesos.

 

La Auditoría Superior de la Federación consideró un daño patrimonial de 50 millones 150 mil 492 pesos porque el dinero se usó para pagar adeudos de ejercicios fiscales y no existen comprobantes.

 

En un programa para realizar 705 obras en Baja California, Nayarit, Oaxaca y Sinaloa, se encontró un daño patrimonial de 56 millones 87 mil 741 pesos porque no existen documentos que respalden el ejercicio de los recursos.

 

En un programa de vivienda para municipios de Puebla, se encontró un daño de 15 millones 365 mil 376 pesos y tampoco hay comprobantes.

 

En la revisión de los programas de Pensión para Adultos Mayores, Empleo Temporal y Empleo Temporal Inmediato se encontraron irregularidades por 65 millones 890 mil 200 pesos.

 

Se indica que cuando la auditoría corroboró los datos que se le habían entregado, se encontró con que 556 mil 548 de los beneficiarios no fueron hallados y otros 49 mil 196 estaban repetidos en la lista. Por esos programas, se dijo que la Sedesol entregó 3 mil 110 millones 152 mil pesos.

 

Otra de las irregularidades fue que la Sedesol dijo que entregó 64 millones 152 mil pesos a 16 mil 997 beneficiarios, pero se sospecha que fueron pagos indebidos porque se reportó que los beneficiarios ya habían muerto.