El mandatario, Andrés Manuel López Obrador informó que la administración federal que encabeza será la responsable en su totalidad de construir la refinería de Dos Bocas, Tabasco, mismo que iniciará el próximo 2 de junio y se prevé que termine en mayo de 2022.

 

Lo anterior, luego de que el presidente declarara desierta la licitación para la construcción de la refinería, pues “estaban pidiendo mucho, se pasaron de los 8 mil millones de dólares y en el tiempo de construcción“.

 

 

Agregó que el reto del gobierno federal será desarrollar el proyecto en tres años, con un costo de 160 millones de pesos.

 

López Obrador comentó que la construcción de la refinería estará a cargo de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Secretaría de Energía.

 

Convocó a especialistas, técnicos e ingenieros a participar en el proyecto que estará coordinado por la titular de Energía, Rocío Nalhe, desde Villahermosa, Tabasco. El mandatario adelantó que una vez al mes visitará el lugar para conocer los avances de la obra.

 

Por su parte, Rocío Nahle, titular de la Secretaría de Energía, sostuvo que la calidad y la eficiencia energética, cumpliendo con los estándares internacionales, serán las bases para la construcción de la Refinería de Dos Bocas, en Tabasco.

 

 

Rocío Nahle señaló que el fallo sobre la licitación fue entregado a las 23:30 horas del miércoles a las empresas que participaron en la invitación restringida para la construcción de la refinería.

 

“La licitación se declaró desierta por el incumplimiento a las propias bases que se emitieron para dicha convocatoria”, explicó.