• En el Día del Trabajo se publican las leyes secundarias en materia laboral que aprobó el Congreso de la Unión
  • La fuerza laboral mexicana podrá elegir libremente, a través del voto personal, libre y directo a sus dirigentes sindicales: Luisa María Alcalde Luján, titular de la STPS

Con la publicación en el Diario Oficial de la Federación (DOF) de las leyes secundarias en materia laboral arranca el proceso de democratización del mundo del trabajo el cual históricamente había sido controlado y en donde los derechos de los trabajadores eran sistemáticamente violentados.

La titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), Luisa María Alcalde Luján, aseguró que con este hecho se hace una realidad el que todas las mujeres y hombres que viven de su trabajo puedan elegir libremente, a través del voto personal, libre y directo a sus dirigentes sindicales, además que acaba con los contratos de protección.

Al presentar el documento en la conferencia de prensa en Palacio Nacional, ante el Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, la responsable de la política laboral del país explicó que entre los cambios que trae consigo la reforma laboral está  la transición  de las juntas de Conciliación y Arbitraje a Tribunales Laborales, que dependerán del Poder Judicial, tanto a nivel local como federal, lo que hará una justicia laboral más ágil y expedita.

“Se establece que previo al juicio se va pasar por una etapa de conciliación y esta reforma también implica la creación de un nuevo órgano autónomo, el Centro Federal de Conciliación y Registro, que se encargará de la conciliación, pero también de todos los registros sindicales del país, tanto federales como locales”, añadió.

La titular de la STPS resaltó que con la creación de ese órgano autónomo se quita el control político que tenía el Ejecutivo para premiar a leales y castigar a disidentes.

“Esto nos va ayudar a rescatar el corazón de las relaciones laborales, que son los contratos colectivos y nos va a ayudar avanzar en el país, no sólo para ir aumentando salarios y condiciones de trabajo, sino también este diálogo responsable para aumentar productividad y fortalecer al sector productivo”.

El presidente López Obrador afirmó que “se llega a este acuerdo luego de dialogar con el sector empresarial, con el sector obrero, con todos los factores de la producción y también agradecer mucho a los legisladores, diputados, senadores, porque ellos aprobaron esta reforma”.

Calificó de histórico por ser “un acuerdo unánime. No es sólo la participación del Ejecutivo, es la participación de los representantes del gobierno, de los trabajadores, de los empresarios, de los poderes del Estado. Fue un avance importante lo que estamos ahora logrando, consiguiendo”.

Las modificaciones legales a las leyes secundarias que se dan a conocer en el DOF responden a la reforma constitucional de febrero de 2017. Se modificaron la Ley Federal del Trabajo, la ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, la Ley federal de Defensoría Pública, la Ley del instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores y la Ley del Seguro Social.

La reforma impulsa la democracia en el trabajo;  contratos colectivos, en los que se garantizará que en las negociaciones se mejoren las condiciones laborales y se eleve la productividad de los empleadores; la creación de un órgano autónomo, que promoverá la imparcialidad y la libertad sindical.

Con la reforma busca la transformación del mundo laboral, hacia una nueva visión en materia de justicia, libertad sindical y negociación colectiva.  El diario detalla que todos los trabajadores tienen derecho a formar parte de un sindicato y a constituir sindicatos, sin necesidad de autorización previa, por lo que el trabajador ejercerá en todo momento de su libertad de adhesión o separación en un sindicato.

En los artículos transitorios del DOF se establece que la autoridad cuenta con plazos para la implementación de la reforma, entre otros para la creación del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral y Tribunales del Poder Judicial de la Federación, que entrará en funciones máximo en cuatro años.

La autoridad registral de sindicatos y contratos laborales operará en un plazo no mayor a dos años. Al día siguiente que se suspenda el servicio de registro de las juntas de Conciliación y Arbitraje, la STPS y los poderes ejecutivos de las entidades federativas, iniciará el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral.

Se cuenta con un plazo máximo de tres años para el inicio de los centros de Conciliación y Tribunales en las entidades federativas. Un año después del inicio del centro se realizará el traslado físico de archivos.

El documento se puede consultar para mayor detalle en https://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5559130&fecha=01/05/2019