Con la finalidad de garantizar un ambiente laboral libre de discriminación y de violencia; así como promover la capacitación en competencias laborales y certificar la productividad y calidad en el trabajo, mañana jueves entrará en vigor el nuevo decreto de reforma a la Ley Federal del Trabajo.

 

Contempla la reación del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, que atenderá lo relativo a los contratos colectivos y asociaciones sindicales. Además obliga al patrón a implementar un protocolo para prevenir la discriminación y atención de casos de violencia y acoso u hostigamiento sexual, así como erradicar el trabajo forzoso infantil.

 

También prohíbe al patrón cualquier acto u omisión que atente contra el derecho de los trabajadores a decidir quién debe representarlos en la negociación colectiva. Los miembros de los sindicatos, federaciones y confederaciones contarán con derechos de libre afiliación y de participación al interior de éstas.

 

El trabajador deberá tener acceso a la información detallada de los conceptos y deducciones de pago.

 

El patrón registrará la acumulación de años por antigüedad en el trabajo y con base en la suma de las mismas, calculará las prestaciones y derechos derivados del tiempo sumado laborado.

 

El patrón tendrá la obligación de suministrar de forma gratuita habitaciones con agua potable y piso firme, e impartir capacitación de seguridad sobre el trabajo.

 

Dichos cambios aplicarán en las leyes del Poder Judicial de la Federación, Federal de la Defensoría Pública, Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores y Ley del Seguro Social.