Eduardo Pérez de 54 años y su esposa Gema Ríos de 27 mencionan ante la necesidad de dinero tienen que emigrar a otros lugares para subsistir

 

(Armando Tlatelpa) Ante el problema económico que está enfrentando la Mixteca, una pareja de campesinos, originarios de la comunidad de Ahuehuetzingo, en Chietla, crearon unas sillas hechas con ocotate, las cuales ahora las han puesto en venta y su aceptación ha aumentado que están siendo adquiridas de forma inmediata.

 

Eduardo Pérez de 54 años y su esposa Gema Ríos de 27 mencionan ante la necesidad de dinero tienen que emigrar a otros lugares para subsistir, incluso viajar a Sonora para el corte de uva, sin embargo, Eduardo no puede dejar a su esposa e hijos con la inseguridad que prevalecen en los municipios.

 

Por esta situación, dijo Gema, pensaron en hacer algo diferente, utilizando lo que tenían a la mano, y se les ocurrió utilizar los carrizos de ocotate que se localizan en los ríos y arroyos, pero ahora solo faltaba qué hacer para poder obtener un ingreso extra.

 

La mujer, con la vista hacia el cielo y por momentos pensativa, en murmullo comentó, "le dije a mi esposo que me hiciera una casita con los ocotates, para ponerla en el nacimiento, donde arrullaría a mi niño Dios", de ahí surgió la idea de elaborar casitas para los nacimientos, las cuales las vendimos muy bien.

 

Remarcó, que de ahí siguió la idea de las sillas, las cuales han sido bien aceptadas, por lo que desde el mes de diciembre ya se están dedicando a realizar sillas, salas y columpios, además de mesas y continúan imaginando que más podrían hacer para incrementar su lista de muebles rústicos.

 

Hoy en día, ya cuentan con una entrada económica extra, que ayuda mucho a su economía familiar.