La medida forma parte del proceso de ajuste de producción anunciado por la empresa en agosto. La suspensión de labores en la línea de producción del modelo inició este lunes y terminará el 21 de octubre

 

Volkswagen inició este lunes un nuevo paro técnico, ahora suspendió la fabricación del Jetta durante dos semanas como parte del proceso de ajuste de producción que anunció la empresa el pasado mes de agosto.

 

En entrevista con CAMBIO, Mariano Bueno Sánchez, secretario de prensa y propaganda del Sitiavw, confirmó la suspensión de labores en la línea de producción del Jetta, que inició este lunes y finalizará el 21 de octubre.

 

“Esto se debe a causa de la baja de producción que informó la empresa en el mes de agosto, fue calculado en base al último trimestre de este años. Es por esa razón que se hicieron esos paros, la gente está avisada, son las semanas 41 y 42, sólo en el modelo Jetta”, indicó.

 

Asimismo, descartó que se generen afectaciones para los trabajadores, pues con los paros técnicos se busca mantener la plantilla laboral y evitar que se generen despidos.

 

De esta manera, se busca que la producción de la marca alemana vaya de acuerdo con las demandas del mercado y con ello evitar una sobre fabricación de vehículos, lo cual puede generar pérdidas económicas para la empresa.

 

“Se están tomando estas medidas para que no haya bajas, porque de lo contrario por la baja de producción sobra gente. La lógica nos dice que si sobra gente tendría que salir y para evitar esos despidos se buscan alternativas”, expresó.

 

Los casi mil 500 trabajadores que forman parte de la línea de producción del Jetta recibirán la mitad de su salario durante el tiempo que dure el paro técnico, además se realizará un ajuste en diciembre.

 

Este paro técnico se suma a los otros cuatro que ha realizado la planta de Cuautlancingo en los últimos meses, donde ha suspendido la producción del Jetta y del modelo Golf.

 

Durante las negociaciones de la mejora salarial entre Volkswagen y el Sitiavw, la empresa anunció que realizaría ajustes en sus niveles de producción debido al comportamiento del mercado internacional y nacional, causando en primera instancia el despido de 500 trabajadores eventuales.

 

En lo que va del año Volkswagen ha sufrido bajas en la venta de vehículos en comparación con el año anterior, lo que ha provocado que sea superado por empresas como General Motors.