El acero es un material muy cotizado, pues el precio por tonelada va de entre los 16 mil a los 20 mil pesos

 

https://www.elsoldepuebla.com.mx/incoming/5fx2ah-roban-rieles-en-texmelucan/alternates/LANDSCAPE_768/roban%20rieles%20en%20Texmelucan(Pedro Alonso) Vecinos de Santa María Moyotzingo alertaron por el robo de vías férreas, hecho que podría ocasionar un descarrilamiento del tren que ingresa al Complejo Petroquímico Independencia con contenedores de diésel.

 

Este fin de semana, los pobladores de esta zona hicieron llegar audios a la redacción regional de El Sol de Puebla, en los que se escuchan un diálogo donde los interlocutores comentan que habían desaparecido tramos de la vía de ferrocarril: “¿Ya se va el complejo, porque se están llevando los rieles?”, preguntaban.

 

De acuerdo con personal de Ferrosur, quienes solicitaron el anonimato, el robo de los rieles se ha estado originando desde hace unos meses y destacaron que han informado a las autoridades correspondientes, sin embargo, señalan que no se ha visto el interés por frenar el robo, por lo que esta acción está impune.

 

Las fuentes consultadas señalaron que donde más desaparecen tramos de la vía, entre 10 y 30 metros lineales, es desde Santa María Moyotzingo, en el municipio de San Martín Texmelucan, hasta Santa Ana Xalmimilulco, en Huejotzingo, a la altura de la empresa Santa Julia.

 

Explicaron, asimismo, que este material tiene que ser cortado con soplete para que sea manejable, con el objetivo de trasladarlo a donde lo vende como chatarra y de ahí se va a las fundidoras.

 

Cabe señalar que el acero es un material muy cotizado, pues el precio por tonelada va de entre los 16 mil a los 20 mil pesos, ya que es un material muy utilizado en el ramo de las construcciones.

 

Actualmente este tramo afectado está en uso, debido a que por dicha vía férrea transitan por lo menos 40 vagones con diésel, mismos que ingresan al Complejo Petroquímico Independencia.

 

OPOSICIÓN AL CAMBIO DE RIELES

 

Cabe señalar que, en los últimos tres años, vecinos de Santa María Moyotzingo se habían opuesto al cambio de durmientes y de vías férreas, ante el incumplimiento de acuerdos por parte de Pemex y Ferrosur con la comunidad.

 

Incluso, un grupo de pobladores que viven en las inmediaciones de dicha red férrea, ha señalado que por el peso que tiene el tren y sus vagones, ha provocado fracturas en sus viviendas.

 

Fue el pasado 27 de julio del 2017 cuando por una falla en uno de los rieles, a la altura de Santa María Moyotzingo, el tren se descarriló con 50 vagones vacíos.