Los vecinos al detectar un fuerte olor proveniente de la casa llamaron a las autoridades, quienes encontraron los cuerpos de las mujeres que murieron por causas naturales

 

https://www.diariocambio.com.mx/2021/media/k2/items/cache/6b919583bbbfe64e5b9138069090ac18_L.jpg?t=20210917_082406(Fernanda Escobedo) Una ‘abuelita’ de 70 años de edad falleció por causas naturales en su vivienda ubicada en la colonia Álamos Vista Hermosa, su nieta que padecía una discapacidad mental al encontrarla sin vida decidió recostarse a su lado, agarrarla de la mano y dejarse morir. Sus cuerpos en avanzado estado de descomposición fueron hallados este jueves debido al olor fétido que desprendieron.

 

Fuentes detallaron a CAMBIO esta conmovedora pero trágica historia que inició desde hace 15 días en un domicilio ubicado entre las calles 3 y 8, del lote 6, de la colonia antes mencionada, en donde habitaban una mujer de la tercera edad y su nieta, de 24 años, que padecía un retraso mental grave.

 

Se informó que la ‘abuelita’ al presentar diversas enfermedades crónico degenerativas por su edad falleció por causas naturales recostada en su cama, cuando su nieta al siguiente día se percató de que ya no contaba con signos vitales entró en una fuerte depresión y al no saber qué hacer con su cuerpo decidió acostarse, tomarle la mano y esperar su muerte.

 

De este hecho nadie se había dado cuenta hasta la tarde de este 15 de septiembre, cuando pobladores de la zona reportaron al número de emergencias un fuerte olor fétido que emanaba de la casa antes mencionada, posteriormente, al llegar las autoridades encontraron a las dos poblanas sin vida y en avanzado estado de descomposición.

 

Ante esta situación, los familiares de ambas féminas llegaron al domicilio luego de ser notificados de la terrible noticia, refiriendo que desde hace 15 días no iban a visitarlas porque la mujer de la tercera edad tuvo problemas neumológicos, sin embargo, nunca se imaginaron este hecho.

 

Al no tratarse de un homicidio debido a que ninguno de los cadáveres presentó huellas de violencia y además de que no se hallaron indicios de la comisión de un robo, sus seres queridos lograron hacerse responsables de los cuerpos para darles ‘cristiana’ sepultura.