En enero del presente año se vivió un escenario de desabasto de tanques y la miseria humana de los revendedores vio la oportunidad para elevar sus precios hasta los 45 mil pesos por la venta de estos envases

 

Se avecina la tercera ola de contagios y Puebla sigue con desabasto de oxígeno(Leslie Mora) Ante la advertencia de las autoridades federales por la tercera ola de contagios de COVID-19 en Puebla, debido al período vacacional, los distribuidores autorizados y revendedores de tanques de oxígeno tienen agotado dicho insumo, por lo que se espera un caos en la ocupación hospitalaria en la entidad.

 

Mediante un ejercicio realizado por CAMBIO se pudo constatar que la capital poblana ya registra un desabasto en los cilindros de oxígeno, ya que por dos semanas consecutivas la Central de Autobuses de Pasajeros de la Ciudad de Puebla (CAPU) se observó atiborrada de ciudadanos que salieron de vacaciones y de la llegada de turistas en plena emergencia sanitaria.

 

Los establecimientos autorizados para la venta y renta de oxígeno tales como Oxígeno de Puebla, Oxigum, Digaes, Imera, Oxmedim, Oxisol, Respirando y Gases Especiales, no cuentan con equipos disponibles de respiración y prevén que hasta dentro de 20 días los equipos que alquilaron sean devueltos para que otras personas los puedan usar si los requieren.

 

Aunado a ello, el depósito que los familiares de personas con COVID-19 deben dejar es de 10 mil pesos, más 2 mil de la renta del tanque, 900 pesos por la carga del cilindro de 9 mil 500 litros y 300 por el equipo de cánula y regulador, dando un total de 13 mil 200 pesos sólo por 15 días.

 

“Híjole es que no tengo equipos, están agotados, por ahora todos nuestros equipos están rentados, estamos esperando a que se desocupen pero sería hasta dentro de dos semanas según las facturas de renta tendríamos un equipo disponible”.

 

En cuanto a los revendedores de estos equipos también se registró un desabasto en la venta de envases, ya que sólo dos de los siete comerciantes tenían disponibilidad de cuatro tanques equipados con un precio de los 27 mil 500 pesos y hasta los 35 mil pesos con entrega a domicilio por la compra de estos equipos.

 

Además, al mercado se sumaron los concentradores de oxígeno medicinal que tienen un costo desde los 36 mil 500 pesos hasta los 41 mil para pacientes con dificultades respiratorias, neumonía y COVID-19.

 

Durante las últimas 24 horas, Puebla contabilizó los 79 mil 238 casos confirmados de coronavirus y en la entidad todavía hay 19 mil 970 poblanos sospechosos de portar el virus, además de un hospital a su máxima capacidad y otros cuatro no menores al 60 por ciento de su ocupación.

 

Cabe recordar que en enero del presente año ya se había vivido un escenario parecido, ante el desabasto de tanques y la miseria humana de los revendedores al abusar de la pandemia para elevar sus precios hasta los 45 mil pesos por la venta de estos envases.