Los revolucionarios también tuvieron que defender Acatlán, que en aquel tiempo era una región dedicada a la producción de azúcar.

 

MIX201.PNG - 496.72 kBUn grupo importante de mixtecos participaron en la Revolución Mexicana e incluso algunos firmaron el Plan de Ayala, por lo que su participación es relevante en estos hechos históricos del país, confirmó Daniel Corro Ojeda, historiador de la zona de la Mixteca.

 

Entre los personajes más destacadas se encuentran: Joaquín Osorio, Florencio Muñoz, Ricardo Reyes Márquez, Jesús Morales- también conocido como “El Tuerto Morales”-, Leobardo Villa, Ramiro Castillero y Mucio Bravo, quienes murieron en batalla.

 

Dentro de las personas que participaron en la Revolución también se encuentran; Julio Tapia, Miguel Espinoza Camerino, Antonio Michaca, José Ortega, Irineo Vázquez, Napoleón Caballero, Murcio García y Clotilde Sosa.

 

A estas fuerzas se agregaron algunos voluntarios de la ciudad, entre quienes se encontraban Leobardo Villa, Ramiro Castillero, Ricardo Reyes Márquez que era secretario de la jefatura política, Protasio Aja, Benigno Vélez, Jacinto Bolaño, Germán Recio, Rodolfo Lezama, Juan Herrera, Melesio Ojeda, Anastasio Corro y otros más.

 

Ricardo Reyes trabaja en el Ayuntamiento, por lo que también se enlistó en las fuerzas para defender a Acatlán, mientras que el Jesús Morales era originario del municipio de Petlalcingo y estuvo presente en la firma del Plan de Ayala.

 

CONTEXTO DE ACATLÁN

De acuerdo con el historiador de la zona de la Mixteca, Daniel Corro Ojeda, los zapatistas querían tomar Acatlán porque era una de las ciudades más importantes de la región, que estaba rodeada por 19 haciendas azucareras que daban trabajo en los cañaverales y en los ingenios, a cientos de familias; además de que se manejaba mucho dinero y azúcar, así como cosechar maíz, frijol y cacahuate.

 

Dijo que había mucha desigualdad económica y la mayor parte de la tierra seguía siendo comunal, además de que había mucha injusticia social y desigualdad.

 

Mencionó que solo en el distrito de Acatlán existían 21 ranchos dedicados a la cría de cabras que después destinaban a la matanza que se realizaba en el municipio de Tehuacán, esta situación daba como resultado la división de clases donde los hacendados, rancheros y dueños de las haciendas representaban la primera clase.

 

Después estaban los profesionistas, así como los pequeños comerciantes y artesanos, y finalmente las comunidades indígenas.

 

LA BATALLA DE ACATLÁN

Este movimiento se originó después del inicio del movimiento revolucionario, en el año de 1912, cuando Zapata se reveló contra Madero, ya que uno quería que las tierras fueran entregadas al pueblo y el otro se oponía.

 

Pero la batalla que se dio en el municipio de Acatlán ocurrió en el año de 1912 cuando Acatlán fue sitiada por uno de los generales Zapatistas, pero los acatecos defendieron sus tierras y a sus familias.

 

Mencionó que los atacantes tenían la seguridad de adueñarse de Acatlán, por lo que llegaron con mil doscientos hombres sin armas, listos para el saqueo, trayendo consigo atajo de las mulas y burros para cargar en ellos el botín que esperaban.

 

Al anochecer cesó el fuego, sin embargo, al día siguiente se reinició el ataque y continuó así hasta el día 9 de febrero. Los asaltantes comprendieron por fin lo inútil de sus esfuerzos, por lo que levantaron el cerco de la ciudad y se fueron incendiando todas las haciendas azucareras que encontraron a su paso y así concluyo la batalla.