Puebla y cuatro estados del país son considerados focos rojos por el gobierno federal para los comicios del próximo 1 de julio, debido a la presencia de cárteles y organizaciones dedicas al robo de huachicol.

 

A unas semanas de que se realicen las elecciones, la Secretaría de Gobernación (Segob) aseguró que ya se ha reunido con autoridades municipales, estatales y federales para garantizar que las elecciones se lleven en paz y tranquilidad.

 

“Las regiones están claras. Guerrero, en algunas de sus zonas; Jalisco, con presencia de un grupo criminal violento. Guanajuato, con el tema de la venta de huachicol; Veracruz en alguna de sus zonas, y Tamaulipas en la parte norte”, explicó el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida.

 

Sin embargo, de acuerdo con fuentes del gabinete de seguridad nacional, también algunos municipios del estado de Puebla, principalmente en los límites con Veracruz e Hidalgo, son considerados focos rojos por el robo de huachicol, reporta Excélsior.

 

Al finalizar la presentación del Protocolo Nacional de Actuación-Destrucción de Plantíos Ilícitos, el secretario dijo que se tiene identificada la presencia de esos grupos.

 

“Son lugares muy focalizados por razones muy focalizadas, que no tienen que ver con lo electoral o el debate político, sino con condiciones de seguridad y de combate a organizaciones criminales. Desde luego se están tomando las previsiones necesarias”.

 

CÁRTELES OPERAN EN 5 ENTIDADES

 

Reportes de la PGR y de la Policía Federal indican que en Jalisco, Guerrero, Guanajuato, Veracruz, Tamaulipas y Puebla se tiene identificada la presencia de cuatro cárteles y una organización criminal dedicada al robo de huachicol.

 

En Guerrero se sabe sobre la presencia de Los Beltrán Leyva, a través de Los Granados, Los Rojos y Los Ardillos y el Cártel Independiente de Acapulco (CIDA). Otro grupo que opera en esa entidad es La Familia Michoacana a través de Guerreros Unidos.

 

En Jalisco, se reconoció la presencia del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) y del Pacífico.

 

En Guanajuato, hay presencia del CJNG y el Cártel Santa Rosa de Lima, dedicado al robo de combustible. En Veracruz realizan actividades ilícitas los cárteles de Los Zetas, el del Golfo y el CJNG.

 

En Tamaulipas, están Los Zetas y Cártel del Golfo.

 

En Puebla el CJNG y Los Zetas, este último grupo a través de la organización de Roberto de los Santos de Jesús El Bukanas.

 

En las últimas semanas, principalmente en Guanajuato y Guerrero se ha incrementado la violencia a través del asesinato de civiles y policías, así como candidatos a un puesto de elección popular durante los comicios del próximo 1 de julio.

 

Uno de los multihomicidios registrados recientemente es el de seis elementos de seguridad pública cuando fueron asesinados por un comando armado en la avenida Sol, en Salamanca, Guanajuato.

 

Otro caso ocurrió también a principios de este mes en Guerrero, donde seis policías de Tránsito en Salamanca, Guanajuato, fueron atacados y asesinados por un comando. El hecho se suscitó a escasos metros de una primaria.

 

Autoridades habían reportado que cinco de los agentes fallecieron en el lugar de los hechos, mientras que uno más murió mientras era trasladado a una clínica para recibir atención médica.

 

VIOLENCIA ROBA LA TRANQUILIDAD A CANDIDATOS

 

Guerrero, Chihuahua y Guanajuato están entre las 15 entidades donde aspirantes solicitaron seguridad.

 

Al menos 165 candidatos federales y locales de al menos 15 estados solicitaron protección para poder llevar a cabos sus campañas, según datos de autoridades locales y del INE.

 

El organismo recibió, hasta la semana pasada, 32 solicitudes de candidatos federales que requieren protección para realizar su campaña. No se proporcionó la identidad de éstos.

 

Pese a que no todos los estados han querido dar información oficial al respecto, como por ejemplo Veracruz y Oaxaca, en Puebla, Diódoro Carrasco, secretario de Gobierno, reveló que 45 candidatos han solicitado seguridad para poder llevar a cabo sus campañas.

 

Ante los graves problemas de inseguridad que se viven en Guerrero, al menos 30 candidatos a diferentes puestos han solicitado seguridad para realizar sus campañas.

 

En Tabasco, 13 candidatos a diferentes cargos realizan sus actividades de campaña con miedo ante la inseguridad y han solicitado resguardo policiaco.

 

Por otra parte, ante el temor por su integridad, hasta el momento son nueve los aspirantes en Nuevo León que han solicitado protección ante la Comisión Estatal Electoral (CEE).

 

El clima de violencia que impera en Tamaulipas ha obligado a seis candidatos a alcaldías solicitar protección policial.

 

En Guanajuato, siete candidatos están en la misma situación ante la ola de violencia que ha azotado la entidad, reconoció el secretario de Gobierno, Gustavo Rodríguez.

 

Chihuahua es otro de los estados con problemas de inseguridad, lo que orilló a cinco candidatos en distintos municipios a solicitar protección. A sólo a tres de ellos se las autorizaron.

 

A dos semanas de que inició el proceso electoral, en el Estado de México siete candidatos, políticos y militantes, tienen seguridad derivado de amenazas o intento de homicidio, aunque ninguna proviene de grupos de la delincuencia organizada.

 

La semana pasada, dos policías que custodiaban a la candidata del PRI al municipio de Tecámac, Rocío Díaz, fueron asesinados.

 

Mientras tanto, el coordinador ejecutivo jurídico del Instituto Estatal Electoral de Hidalgo (IEEH), Francisco Martínez, informó que candidatos ingresaron tres solicitudes de seguridad especial.

 

Coahuila también ha sido escenario de violencia, por lo que dos candidatos adelantaron que requerirán protección al INE por presuntas amenazas.

 

En Colima, el único candidato que tiene seguridad es Fernando Moreno Peña.

 

En Morelos, sólo el candidato a la gubernatura por la coalición Juantos Haremos Historia, Cuauhtémoc Blanco, ha demandado formalmente protección.

 

En Sonora, agentes de la Policía Estatal estarán a cargo de la seguridad de la candidata a la alcaldía por Morena, Ana Cecilia Navarro, luego del crimen de su esposo el exalcalde panista Carlos Manuel Munguía.

 

En Veracruz, pese a que autoridades locales se niegan a entregar información sobre protección a candidatos, se le brinda protección a la aspirante a diputada local por Pánuco, Octavia Ortega.

 

En Jalisco, el candidato de Movimiento Ciudadano a la gubernatura, Enrique Alfaro ha integrado un equipo de seguridad personal, luego de que denunciara presunta intimidación por parte del actual gobierno estatal.

 

Fuente: EXCÉLSIOR


 

 

 

1

 

 

1