Turba vandaliza el palacio municipal y golpea a policías al tratar de hacer “justicia” por propia mano

 

(José Luna) Por falsas acusaciones casi linchan a Liliana N, de 30 años de edad, a quien señalaron de intentar sustraer a una infante; derivado de ello, una multitud vandalizó el palacio municipal y golpeó a los uniformados al tratar de hacer justicia por propia mano.

 

Los hechos que por poco terminan en tragedia se registraron la mañana de este lunes, cuando la mujer, en compañía de su pareja sentimental, se encontraban en busca de Yorsely N., quien tenía en su poder documentación oficial de ambos y trataba de recuperar.

 

Sin embargo, cuando la mujer preguntó en un negocio sobre el paradero de la persona, una niña se asustó y salió corriendo del inmueble: "Me espanté al ver que la niña gritó y lloró, intenté tranquilizarla pero ella salió corriendo", dijo Liliana, situación que generó una riña.

 

La ama de casa, indicó que fue la propia Yorsely, alborotó al pueblo tras ser señalada de intentar robar a la infante de 10 años. Al lugar arribaron elementos de Seguridad Pública Municipal para tomar cartas en el asunto.

 

Ante la amenaza que hacía la multitud, los uniformados aplicaron los protocolos correspondientes en temas de linchamiento, rescatando a la mujer y su acompañante, mismos que fueron traslados a la comandancia para llevar acabo las diligencias correspondientes.

 

Mal informada del pleito familiar, la muchedumbre golpeó a los efectivos, quienes solicitaron refuerzos de los municipios aledaños, así como de la Policía Estatal. No conformes, alrededor de 300 personas vandalizaron la presidencia amagando en prenderle fuego al inmueble sino les entregaban a los supuestos "robachicos".

 

 

Finalmente, ambas partes fueron traslados al Ministerio Público de Tepeaca para llevar acabo las diligencias correspondientes, tras aclarar el pleito, los padres de la menor otorgaron el perdón a Liliana y su pareja, quienes procedieron legalmente contra la causante de este intento de linchamiento.

 

"En un momento temí por mi vida, ya que la gente me quería linchar, todo por un pleito familiar, donde Yorsely me acusó injustamente", dijo en entrevista para esta casa editorial.

 

"Me acusaron injustamente del robo de una niña, lamentablemente todo fue chisme de esta señora Yorsely. Quiero limpiar mi nombre ante las fotografías que se difundieron en redes sociales; ya se aclaró la situación, todo se trató de un mal entendido por problemas familiares", señaló Liliana.