(Vera Fernández) Hasta cuatro años de prisión y quinientos días de multa podrían imponerse a quien secuestre a perros y gatos con el propósito de obtener alguna recompensa económica.

 

Lo anterior, de acuerdo a la iniciativa presentada por el diputado local del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Juan Pablo Kuri Carballo, quien propuso reformar el artículo 475 del Código Penal del Estado.

 

El legislador expuso que en la ciudad de Puebla han incrementado los delitos en torno al secuestro de animales de compañía, mismos que no pueden ser contabilizados ni investigados, ya que no se encuentra tipificado como un delito.

 

En el mismo sentido, señaló que dicha situación genera una problemática en la que los dueños de los animales domésticos se ven obligados a pagar el rescate para recuperar a sus mascotas, viéndose afectada la libertad de las familias poblanas.