También solicita a la cementera cumplir con sus respectivas obligaciones

 

(Maricarmen Hernández) El gobernador de Puebla, Luis Miguel Barbosa Huerta, hizo un llamado a las autoridades municipales de Cuautinchán para permitir que la empresa Cemex funcione de manera normal con todas las garantías y, por otro lado, solicitó a la cementera cumplir con sus respectivas obligaciones.

 

Recientemente, el gobierno del estado fungió como mediador entre ambas partes, encuentro en el que solicitó al Ayuntamiento de dicho municipio que levantara la suspensión que le fue impuesta a la Planta de Tepeaca, misma que afectó a miles de empleados poblanos.

 

“Exhorto a la empresa a que cumpla con este tipo de obligaciones muy sencillas para una empresa global como es Cemex, y exhorto a la autoridad municipal a que deje a la empresa ejercer sus funciones que desarrolla”, indicó el gobernador.

 

A la par, el gobernador Barbosa Huerta invitó a la empresa a seguir apoyando a Puebla e incrementar su participación social en la entidad.

 

Recientemente, el municipio de Cuautinchán, impuso una suspensión de actividades de la planta, lo que puso en riesgo miles de empleos e inversiones en la entidad, sin embargo, después de la mediación del gobierno del estado, la suspensión fue levantada en beneficio de la comunidad.

 

Entre los acuerdos logrados destacaron que continuarán con la donación de cemento para obras sociales y que Cemex busque ampliar los programas sociales que tiene en el estado.

 

Por último, el gobernador del estado enfatizó la importancia de que las empresas tengan una visión social y de apoyo a la comunidad en beneficio del desarrollo de Puebla.