Entre las víctimas se encuentra un menor de 16 años de edad, originario de Santa María Xonacatepec

 

(Víctor Hugo Juárez) Tres de las siete personas que fueron linchadas en los municipios de Tepexco y Cohuecan eran inocentes, pues no pertenecían a la banda de secuestradores que fue detenida por la población el pasado miércoles y que fueron golpeados, colgados e incinerados en un acto que la población calificó como “justicia por su propia mano”.

 

De acuerdo con fuentes de la Secretaría de Gobernación (Segob), entre las personas que no tenían ninguna relación con el secuestro y que eran trabajadores de la zona destaca el menor de edad, identificado como Orlando N., de 16 años y Julio N. de 32 años, ambos originarios de la junta auxiliar de Santa María Xonacatepec, así como un tercer masculino que se identificó como patrón de los dos primeros.

 

La Segob estatal, la Fiscalía General del Estado (FGE) y la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) informaron que a las 11 de la mañana se recibió el reporte del secuestro de un agricultor de nombre Armando N., que fue plagiado a bordo de un vehículo KIA color azul con reporte de robo.

 

Los pobladores iniciaron una persecución con apoyo de la Policía Municipal de Cohuecan y después de una balacera que mató a un civil que circulaba por la zona, lograron detener a dos de los cuatro secuestradores y rescatar a la víctima.

 

La turba enardecida decidió colgarlos en un paraje ubicado sobre la carretera Los Reyes Teolco-Cohuecan, para después llevar los cuerpos a la presidencia municipal de Tepexco y prenderles fuego.

 

En el camino, los pobladores encontraron a Orlando y Julio escondidos entre la maleza y fueron señalados como los otros dos secuestradores que lograron escapar, sin embargo, la Policía Municipal los detuvo y los llevó hasta la comandancia de Tepexco, donde fueron liberados por la población para lincharlos y sumar su cuarto asesinato del día.

 

El quinto homicidio llegó cuando un hombre arribó a la comandancia de Tepexco para preguntar por la situación del menor Orlando y de Julio. Al identificarse como patrón de estas dos personas, la población inmediatamente lo retuvo y lo señaló como el líder de la banda de secuestradores, por lo cual también fue golpeado y linchado en ese momento.

 

Fue en la noche del miércoles cuando los pobladores aprovecharon una distracción de las fuerzas estatales para linchar a dos personas más que también fueron colgadas en la zona y que hasta el momento no han sido identificados legalmente.

 

POBLADORES ARMADOS MANTIENEN LA TENSIÓN

 

Sin la presencia de la Guardia Nacional o la SSP, en el municipio de Cohuecan se mantiene la tensión entre los pobladores que resguardan la región, armados con machetes y escopetas, en lo que se presume la búsqueda de una persona más que supuestamente estaba en calidad de rehén.

 

En un recorrido realizado por El Sol de Puebla, los pobladores de la zona confirmaron que no había presencia de las autoridades estatales o federales, ya que la única autoridad eran los policías municipales, quienes junto con un grupo de pobladores armados mantienen un retén a la entrada de la comunidad.

 

El camino que conduce de la presidencia municipal de Cohuecan hasta la localidad de Los Reyes Teolco luce abandonado y con poca gente por las calles, además de que en varios puntos está bloqueado con piedras para impedir el acceso.