La privación de la libertad de un agricultor originario de Tepexco, derivó en una serie de hechos violentos

 

(Joel Arcega) Siete personas linchadas y un civil que murió a tiros, de manera colateral, es el saldo del intento de secuestro de un agricultor registrado el miércoles en la comunidad de Los Reyes Teolco del municipio de Cohuecan y la cabecera municipal de Tepexco, que desató una serie de hechos violentos, revelaron autoridades estatales.

 

Entre los linchados se encuentra un menor de 16 años de edad, identificado con el nombre de Orlando N., quien se encontraba junto con un adulto de 32 años, llamado Julio N., ambos vecinos de Santa María Xonacatepec, junta auxiliar de la ciudad de Puebla. Los otros tres fallecidos, además de la víctima colateral, hasta el cierre de esta edición seguían sin ser identificados.

 

Lo anterior fue informado en rueda de prensa encabezada por Fernando Manzanilla Prieto, secretario de Gobernación, Miguel Idelfonso Amézaga Ramírez, secretario de Seguridad Pública Estatal y Gilberto Higuera Bernal, encargado de la Fiscalía General del Estado.

 

DE NOCHE LINCHAN A OTROS DOS

 

En horas de la noche otras dos personas fueron muertas a manos de la turba.

 

De acuerdo con las autoridades, todo ocurrió cuando las fuerzas estatales se replegaron para permitir las labores ministeriales y con ello colaborar a distender la situación que prevaleció a lo largo del día.

 

"Esta acción fue aprovechada por un numeroso grupo de pobladores para emprender una persecución que derivó en el linchamiento de dos personas" a quienes colgaron en el sitio.

 

CRONOLOGÍA DE HECHOS

 

Todo comenzó cerca de las 11:00 de la mañana, cuando varias personas fueron sorprendidas aparentemente privando de la libertad a un agricultor de nombre Armando N., originario de Tepexco, quien fue trasladado a bordo de un automóvil de la marca KIA de color azul, que cuenta con reporte de robo.

 

Al ver esto, pobladores comenzaron a dar la alerta e iniciaron la persecución de los presuntos responsables; eso motivó que los sujetos perseguidos realizaran algunos disparos con armas de fuego y en ese momento mataron a un hombre que viajaba en una camioneta Picop de color negro, cargada de abono.

 

Aproximadamente a las 12:30 horas los perseguidos decidieron abandonar a la víctima, ilesa, al interior del vehículo, en la comunidad de Los Reyes Teolco, para intentar darse a la fuga; sin embargo, en ese momento un grupo de alrededor de 30 personas lograron detener a dos de los supuestos secuestradores, a quienes golpearon, hasta que a las 13:06 horas, la policía municipal de Cohuecan informó que el grupo de personas había colgado del cuello en un árbol a dos de los retenidos en un paraje de la carretera Los Reyes Teolco-Cohuecan.

 

Poco a poco fue incrementando la presencia de más pobladores hasta llegar a 200 y finalmente un aproximado de 350. Asimismo, llegaban refuerzos policíacos de otras comunidades cercanas tras darse el aviso de implementación de un protocolo de linchamiento. Incluso debió llegar Policía Ministerial y Guardia Nacional, sumando en total 148 elementos.

 

Alrededor de las 14:00 horas, los cuerpos de los linchados fueron trasladados a la comandancia municipal de Tepexco para posteriormente quemarlos.

 

Minutos después, la misma comunidad localizó y detuvo a los dos supuestos cómplices, vecinos de la ciudad de Puebla, a quienes también llevaron a la comandancia, pero al estar calientes los ánimos, fueron sacados y golpeados hasta darles muerte.

 

Más tarde, alrededor de las 15:00 horas, llegó una persona a la presidencia y al preguntar por las personas que momentos antes habían sido detenidas, los vecinos aseguraron que se trataba del líder de los supuestos secuestradores y sin más cuestionamiento también lo privaron de la vida.

PROTOCOLOS DE SEGURIDAD

 

Fernando Manzanilla indicó que en todo momento prevaleció el diálogo con la población para evitar una confrontación y evitar que el conflicto escalara a una situación mayor, además de que siempre se debe considerar la presunción de inocencia de las personas retenidas.

 

De igual forma, reveló al final de la rueda de prensa, que de enero a la fecha se han registrado 180 casos en los que la gente trata de hacer justicia por su propia mano, lo que ha dejado un saldo de 16 muertos –con los de este miércoles– y 209 personas ha sido rescatadas vivas.

 

Por ello, se informó, la Fiscalía General pretende asignar más personal, tales como policías ministeriales, ministerios públicos y peritos, mientras que Seguridad Pública destinará un grupo especialmente para atender llamados de emergencia para estos casos.

 

Las autoridades estatales resaltaron que las investigaciones de este último caso, se llevarán conforme a Derecho, tanto para saber si las personas linchadas en realidad incurrieron en un delito o no, así como entorno a la acción que realizó la población.