El pragmatismo y las mentiras acabaron por hundir la postulación de Rocío Carolina Lara Moreno, quien accedió a una candidatura a regidora en el municipio de Santa Clara Ocoyucan, luego de que su esposo Jesús Giles Carmona, ex presidente estatal del PAN, habría negociado esa posición a cambio de cesar en su oposición a Enrique Cárdenas Sánchez, el abanderado albiazul al gobierno de Puebla.

 

Las mentiras que hundieron la candidatura de la esposa de Jesús GilesLa Sala Regional de la Ciudad de México del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) decidió revocar la candidatura de Carolina Lara, por no reunir los requisitos de elegibilidad, con lo cual ha quedado fuera de la competencia por uno de los ayuntamientos más ambicionados del estado, por ser el territorio hacia donde se está extendiendo el desarrollo inmobiliario de Lomas de Angelópolis 3, que es el de más alta plusvalía en la entidad poblana.

 

El pasado 1 de abril en esta columna se narró en un periodo de apenas 22 días el ex presidente del Comité Directivo Estatal del PAN, Jesús Giles Carmona, había pasado de ser un rabioso detractor de Enrique Cárdenas, de quien pronosticó que iba a quedar en el tercer lugar de la actual contienda electoral, a sellar un pacto de unidad con el abanderado panista. Esa transformación  radical se dio a cambio de que la cónyuge del exdirectivo partidista fuera incluida en la planilla de Santa Clara Ocoyucan.

 

Aunque lo que más se cuestionaba era que Carolina Lara era ajena a Santa Clara Ocoyucan y siendo una panista oriunda del norte del país, con una reducida presencia en Puebla, se le hubiera dado un lugar privilegiado en la planilla panista de ese municipio suburbano, que le garantizaba convertirse en regidora aunque el PAN no ganara los comicios.

 

Al día siguiente de la publicación, Carolina Lara escribió a la cuenta de whatssapp del columnista para supuestamente hacer cuatro aclaraciones: corrigió que no era originaria de Sinaloa, sino de Sonora, algo que es real. Rebatió el argumento de que era alguien sin arraigo en Santa Clara Ocoyucan, al expresar que tenía ahí viviendo el suficiente tiempo. Dijo que era erróneo que estuviera en un lugar privilegiado de la planilla de regidores. Y que ella y su esposo, no habían cambiado de convicciones políticas a cambio de una candidatura.

 

Esos argumentos resultaron falsos por lo siguiente: el TEPJF echó abajo la candidatura de Carolina Lara Moreno por no tener “una residencia efectiva” en Puebla, por tanto no tenía arraigo en Santa Clara Ocoyucan.

 

El PAN hizo cambios en la planilla de Santa Clara Ocoyucan, luego de que rompió una alianza que tenía con el PRD y el Partido Compromiso por Puebla, por lo que Lara Moreno quedó en el primer lugar de la planilla, es decir tenía la posición más privilegiada que le permitía convertirse en parte del cabildo aunque no ganara el albiazul.

 

Y el cambio de actitud de Jesús Giles hacia Enrique Cárdenas no se explica por otra razón que no sea el tema de la candidatura en cuestión.