El mandatario Miguel Barbosa agradeció a Volkswagen, Audi de México y al sector de la construcción por sumarse a la visión del gobierno y tomar un comportamiento responsable para apoyar el decreto para no iniciar actividades en Puebla, pues aún no existen las condiciones