Con presencia gubernamental en cada rincón del estado y con la atención de las principales necesidades de la sociedad: la pobreza y la inseguridad, la actual administración estatal pagará la deuda social que se generó en Puebla por la opulencia, derroche, falsa modernidad y un débil estado de derecho con el que se gobernó en el pasado y que han propiciado problemas sociales, como los linchamientos registrados en Cohuecan y Tepexco, comprometió el gobernador Miguel Barbosa Huerta.

El Instituto Nacional Electoral (INE) y el Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional, firmaron un convenio de colaboración para en la elección interna donde se elegirá a la próxima dirigencia nacional del instituto político, el próximo domingo 11 de agosto.