Personal médico y de enfermería enviado por el Gobierno Federal, a través de la Dirección General de Calidad y Educación en Salud (DGCES), de la Secretaría de Salud Federal, llegaron el día de ayer a la ciudad de Puebla, para llevar a cabo -del 6 al 10 de mayo- la certificación de 16 unidades de atención médica en el estado, dependientes de la Secretaría de Salud.

 

Dicho proceso tiene la finalidad de comprobar a través de una auditoría in situ, que se cumplen con los estándares de calidad y seguridad para el paciente, garantizando que los hospitales y centros de salud, ofrecen servicios de acuerdo a los lineamientos establecidos y cumplen con los requisitos mínimos en cuanto a abasto de medicamentos, personal médico, servicios e infraestructura.

 

Las unidades médicas que visitarán los auditores son: los hospitales para el Niño Poblano, el de la Mujer, y el de Cruz Roja Mexicana; además, el CESSA de San Sebastián de Aparicio y los centros de salud de Alhuaca, Emilio Carranza, Los Reyes de Juárez, Nicolás Bravo, San Gregorio Atzompa, Chipilo, San Francisco Independencia, San Martín Rinconada, Santa Úrsula Chiconquiac, Tzicuilan, Tecali de Herrera  y Tlacotepec de José Manzo, en 8 de las 10 Jurisdicciones del Estado.