uno se le olvida la presencia de Monica Bellucci en Dracula de Bran Stoker, aquella película que Winonna Ryder produjo y protagonizó para la posteridad sin tanto crédito como merecía.

 

Drácula, de Bram Stoker fue la tercera película en la que actuó Monica Bellucci. La primera cinta que hizo fuera de italia. Aunque Winonna Ryder hizo el trabajo de juntar a las superestrellas que actuaron en la cinta, fue el productor oficial, Roman Coppola, quien se encargó de los personajes de reparto.

 

Fue así como le propuso un pequeño papel a Bellucci, que en ese momento era más conocida como actriz, interpretando a una de las novias de Drácula.

 

Al respecto, Monica se resta importancia. “Fue solo un par de minutos en la pantalla“. También recuerda una anécdota curiosa: “Yo estaba instalada sobre una plataforma subterránea, bajo una sábana de raso, lo que me permitía emerger de suelo entre las piernas de Keanu Reeves.

 

Once años después volvería a besar a Reeves frente a las cámaras cuando ambos ya eran mundialmente famosos. Fue en The Matrix Reloaded.

 

Un papel que no puede olvidarse

 

La presencia de Bellucci en aquella cinta de Francis Ford Coppola puede pasar inadvertida porque fueron muchos otros los papeles donde la italiana echó mano de su insólita belleza.

 

Hoy es considerada uno de los paradigmas del cine independiente de alta calidad, la gran musa del cine francés y la aparición esporádica más espectacular de Hollywood.

 

Lo mejor de Monica Bellucci en Dracula de Bran Stoker

Lo mejor de Monica Bellucci en Dracula de Bran Stoker

Lo mejor de Monica Bellucci en Dracula de Bran Stoker

Lo mejor de Monica Bellucci en Dracula de Bran Stoker