A través de los concursos de Canción Ranchera, Ensayo, Fotografía y  Traje Típico, estudiantes de la institución compartieron sus talentos y redescubrieron el sentido de las fiestas patrias

Con el propósito de generar espacios en los que la comunidad universitaria pudiera expresar la visión que se tiene a 200 años de la consumación de la Independencia de México, se realizaron los concursos de la Noche Mexicana como cada año.

Para el concurso de ensayo el comité dictaminador estuvo integrado por miembros del Centro de Estudios Guadalupanos y del Área de Formación Humanista, quienes evaluaron 251 trabajos con extensión mínima de 700 palabras y máxima de 900 como requisito.

Las categorías establecidas en la convocatoria fueron: Raíces de la Identidad Mexicana, Consumación de la Independencia, Identidad Mexicana en los Siglos XIX y XX, La Identidad Mexicana en el Siglo XXI y Cultura y Tradiciones de México, para las cuales los jueces tomaron como aspectos importantes a calificar que el texto tuviera un mensaje positivo y sentido de unión.

Las ganadoras del segundo y tercer lugar fueron Quetzijah Escamilla Romero e Irma Michelle Taboada Hernández respectivamente.

Por su parte, Gladis Andrea Mejía Benavides, estudiante del segundo semestre de la Licenciatura en Enfermería y ganadora del primer lugar, agradeció al Mtro. Gerardo Valle Flores por comentarle sobre el concurso, pues la motivó a intentar algo nuevo en su vida universitaria. De la misma manera, explicó que en su ensayo Más allá de lo que cuentan. La Mujer en la Independencia de México quiso expresar algo que tenía en mente desde hace tiempo. “Como mujer creí que era importante otorgarle valor y relevancia al papel que las mujeres tuvieron en la Independencia de México” dijo. Finalmente, invitó a la comunidad UPAEP a participar en las siguientes ediciones, pues es una oportunidad para hacerse escuchar, formar nuevas experiencias y dar otra perspectiva sobre los temas a las personas que lean sus trabajos.

En el caso del concurso de fotografía, el comité dictaminador estuvo integrado por miembros de la Dirección de Formación, Cultura y Liderazgo; del Centro de Estudios Guadalupanos UPAEP; y de la Licenciatura de Comunicación y Medios Digitales, quienes evaluaron 20 fotografías participantes bajo los criterios establecidos en la convocatoria.

Para calificar las fotografías, los jueces determinaron que estas cumplieran con las mismas categorías del concurso de ensayo, además de que respondieran a las preguntas:

Estos fueron los criterios del concurso de fotografía: ¿Cómo se expresa el amor a la Patria?; ¿Qué acciones ayudan o mejoran a México?; y ¿Cómo podemos dar esperanza a México en este tiempo?.

Las ganadoras del tercer y segundo lugar respectivamente fueron Karen Castillo Navarro y María Fernanda González Velázquez.

Paulina del Río, estudiante del noveno semestre de la Licenciatura en Comunicación y Medios Digitales, fue la ganadora del primer lugar de este concurso, quien compartió que su mayor motivación para participar fue el hecho de ser evaluada por expertos. De igual manera, explicó que la fotografía con la que participó fue tomada durante una festividad de Atlixco en 2019 y lo que quiso capturar fueron el movimiento de los voladores de Cuetzalan y los detalles de sus vestuarios durante la danza que realizan antes de subirse al palo y aventarse.”Para mí la fotografía poder demostrarle al mundo la manera en la que ves las cosas. Todos pueden capturar un momento que cuente una historia y para mí, eso es la magia de la fotografía” dijo. Por último, explicó que no se necesita ser experto o estudiar algo relacionado con este arte, por lo que invitó a la comunidad a animarse a participar en las próximas ediciones.

Por otro lado, para el concurso de Traje Típico, los participantes tuvieron que hacer un tik tok de manera creativa en el que explicaron los detalles de su vestimenta, a que región representan y cuáles son los usos y costumbres de la región, alusivos al traje. Los jueces calificaron la creatividad del tik tok, la tradición y explicación del traje y sobre todo el respeto de los participantes sobre la tradición y orígenes del mismo. Jonathan Góngora Romero y Andrea García de la Cadena fueron los ganadores del tercer y segundo lugar respectivamente.

La ganadora del primer lugar fue María de los Ángeles Peralta Romero, estudiante del quinto semestre de la Licenciatura en Arquitectura, quien comentó que el hecho de ver a su familia emocionada y sobre todo a su abuelita, le dió la motivación suficiente para participar en el concurso. Asimismo, dijo que eligió el traje típico tabasqueño porque representa mucho para ella, pues su familia paterna es del Estado de Tabasco y es la misma vestimenta que sus tías han usado para participar en el tradicional concurso de la Flor de Tabasco. “La experiencia fue muy buena, disfruté mucho de la compañía y el apoyo familiar para participar, además de que le dió la oportunidad a mis abuelos para compartir un poco más sobre la belleza de Comalcalco, Tabasco” concluyó.

El último concurso de la tradicional Noche Mexicana fue el de canción ranchera, convocado por la Dirección de Formación, Cultura y Liderazgo, quienes evaluaron los videos en los cuales los participantes interpretaron la canción elegida para representar el orgullo de la música mexicana. La ganadora del tercer lugar para este concurso fue Mildred Anahí Romellón Jiménez, mientras que Grecia Mariel Guerrero Abarca se llevó el segundo lugar.

Viridiana Islas Torija, estudiante del séptimo semestre de la Licenciatura en Enfermería, fue quien ganó el primer lugar. Ella explicó que participó por gusto propio a cantar y la motivación que recibió por parte de su familia y amigos. De la misma forma,  confesó que eligió la canción de La cigarra de Lola Beltrán porque le parece que tiene una letra que se refiere a muchas cosas de la vida. “La letra de la canción para mí representa la manera en la que quiero vivir mi vida, refleja que quiero reír, cantar y hacer las cosas que me gustan hasta el final de mis días.” explicó. Finalmente, invitó a la comunidad universitaria a participar en este concurso, pues es una experiencia que no se olvida, permite pertenecer a la universidad y sobre todo, porque para ella, la música ranchera representa orgullo de ser mexicano al reflejar a la gente, sus vivencias, sentimientos y alma.