Para la educación jesuita resulta importante promover espacios académicos que se gestan con el propósito de servir como estímulo para reconocer el papel de las mujeres en el ámbito de la tecnología, dijo la Mtra. Lorena Giacomán Arratia, asistente de Educación de la Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús, durante el lanzamiento del Premio Ada Byron a la Mujer Tecnóloga. Capítulo México 2ª edición, convocado por el Sistema Universitario Jesuita (SUJ) y la Universidad de Deusto.

En ese sentido, destacó que no cabe duda de que el Premio Ada Byron abona al compromiso que tienen las instituciones jesuitas de cultivar la defensa de la educación de calidad para todas las personas, promover el conocimiento y la investigación, y modificar todas las estructuras que repiten los estereotipos de género y las desigualdades por razones de género.

Y es que “cuando se habla de mujer y tecnología, la reacción inmediata es la de indicar la ausencia de las mujeres en el desarrollo de esta actividad a lo largo de la historia. ¡Pero claro que hay mujeres tecnólogas!, pero sus historias tienen sus propios problemas y dificultades, entre ellos está el ocultamiento sistemático de las labores profesionales de las mujeres, que en muchos casos ha sido promovido por la legislación o la misma división sexual del trabajo, teniendo como consecuencia  que actividades desempeñadas por mujeres tiendan a estar infravaloradas y con un mermado reconocimiento a su prestigio como tecnólogas”.

Afortunadamente, añadió, hoy en día el índice de escolarización alcanzado por las mujeres es alto e incluso en algunos países las mujeres matriculadas en educación media superior o universidades superan a los hombres. Existe pues, un entorno propio para la participación de las mujeres en la producción de conocimiento y su inserción en nuevas industrias y servicios, incluyendo aquellas donde predomina el uso de la tecnología.

El Mtro. José Antonio Morfín Rojas, director de la División de Ciencia, Arte y Tecnología de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, quien fungió como moderador en el lanzamiento del Premio Ada Byron, comentó que para nadie es nuevo que se está viviendo uno de los momentos más trascendentes de la historia de la humanidad, con la intersección de nuevas eras, cambios sociales y, sobre todo, con una aceleración tecnológica exponencial y la convergencia de las tecnologías, que están cambiando el rostro de lo que es el mundo.

Y es en este entorno que se dio “el banderazo de salida” al Premio Ada Byron a la Mujer Tecnóloga. Capítulo México 2ª edición, que tiene cuatro objetivos:

  1. Dar visibilidad a las mujeres dentro del mundo de la tecnología, reconociendo su importante labor, insuficientemente conocida en el conjunto de la sociedad.
  2. Enriquecer a la sociedad con eventos de difusión tecnológica, aportando modelos de mujeres para las nuevas generaciones.
  3. Fomentar vocaciones tecnológicas acercando las disciplinas STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) a las y los adolescentes, resaltando los aspectos positivos, especialmente en las vocaciones femeninas.
  4. Visibilizar socialmente la importancia de la tecnología para el crecimiento económico, y con valor de futuro para la sociedad.

Por su parte, la Dra. Cristina Giménez Elorriaga, directora del Premio Ada Byron desde la Universidad de Deusto (universidad jesuita de España), contextualizó lo que fue el origen de este galardón. Relató que la idea fue concebida en 2013 por un grupo de colegas de ingeniería en una plática que tuvieron sobre la necesidad de crear algún proyecto que visibilizara el talento de las mujeres en el ámbito tecnológico, algo que les parecía fundamental, así como aumentar el número de vocaciones femeninas en el mundo de la ingeniería y la tecnología.

Unos meses después todo eso se fue plasmando en un premio real, después de que la Universidad de Deusto aprobara internamente el proyecto y los patrocinadores en España reaccionaran de forma positiva, para apoyar desde el principio al Ada Byron.

Con 60 mujeres postuladas al Premio Ada Byron, “en el 2014 empezamos con un enorme éxito en cuanto a candidaturas, sobre todo en calidad”. Eso les animó a continuar adelante y, “en los siguientes cuatro años fuimos aumentando en cantidad y calidad”, hasta que en 2018 Microsoft de España decidió apoyar el galardón, “y con ese espaldarazo pudimos empezar la internacionalización del premio”.

De esa manera pudieron conocer a dos equipos, el de la IBERO Ciudad de México y el de la IBERO Puebla, para juntos poner en marcha el Premio Ada Byron a la Mujer Tecnóloga. Capítulo México (que se otorgó en 2019). En 2020 se amplió la internacionalización a Argentina y, actualmente, ya se está trabajando con Uruguay y Colombia.

Acabado el recuento histórico, la Doctora Giménez se dijo “encantada” de formar parte de esta comunidad Ada Byron, ya internacional, y que espera que esta segunda convocatoria en México, con nada menos que ocho universidades, sea todo un éxito, “estoy segura de ello. Les deseo lo mejor”.

El Premio Ada Byron a la Mujer Tecnóloga. Capítulo México 2ª edición es convocado por IBERO Ciudad de México, IBERO LeónIBERO PueblaIBERO TijuanaIBERO TorreónInstituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO)Instituto Superior Intercultural Ayuuk (ISIA) y el Tecnológico Universitario del Valle de Chalco (TUVCH), por parte del Sistema Universitario Jesuita (SUJ); y por la Universidad de Deusto.

De acuerdo con la convocatoria, podrá participar toda mujer mayor de edad y de nacionalidad mexicana, que posea un título universitario superior en ingeniería o tecnología, y/o haya desarrollado su carrera profesional en los ámbitos tecnológicos y/o ingenieril. La convocatoria está abierta desde el 6 de abril y hasta las 22:00 horas del 31 de julio de 2021.

Las postulaciones se presentarán exclusivamente vía electrónica a través del sitio oficial premioadabyron.ibero.mx; cada candidata podrá postularse a sí misma o ser postulada por cualquier otra persona o entidad.