BARCELONA -- Philippe Coutinho estaba llamado a cerrar el círculo. Huido Neymar al PSG en agosto de 2017, el Barcelona respondió fichando de inmediato a Ousmane Dembélé y trabajó hasta el último día de mercado de aquel verano en incorporar a Cou, pero el Liverpool se mantuvo impasible ante todos los intentos del club azulgrana y su llegada se demoró hasta el mes de enero siguiente.