La Semifinal de vuelta en la Copa del Rey entre Barcelona y Real Madrid representa una oportunidad histórica para los catalanes.

 

En la edición N° 241 de El Clásico, los Blaugranas tienen la oportunidad de empatar la serie por primera vez desde la década de 1930.

 

Actualmente, Real Madrid tiene la ventaja 95-94 con 51 empates, también ha marcado más goles con 403 por 395 de sus rivales.

 

En caso de empatar la serie, Barcelona tendrá la oportunidad de tomar la ventaja cuatro días más tarde, cuando se enfrenten en La Liga. Este año, en sus dos enfrentamientos previos (en La Liga y Copa del Rey), Barcelona no conoce la derrota y tiene a su favor que ha ganado cuatro de sus últimos seis enfrentamientos en el Santiago Bernabéu en todas las competencias, anotando al menos tres goles en cada una de sus victorias: 4-3 en duelo de Liga en el 2014; 4-0 por Liga en el 2015; y 3-2 y 3-0 en duelos de Liga en el 2017.

 

Su rivalidad en Copa del Rey también está empatada, ganando/avanzando 10 veces cada uno en sus 20 enfrentamientos, aunque de los últimos 11 duelos a ida y vuelta de El Clásico en la Copa del Rey, Barcelona tiene una ligera ventaja, avanzando en seis ocasiones.

 

Sin embargo, en las últimas 20 temporadas se han enfrentado en cinco ocasiones con Real Madrid ganando/avanzando en tres de ellas.

 

Este también podría ser el último obstáculo para que Barcelona se proclame campeón de la Copa del Rey por quinta ocasión consecutiva, un logro histórico entre las cinco mejores ligas de Europa, en la que sólo París Saint-Germain ha logrado esa hazaña.

 

Por otra parte, Sergio Ramos (40) y Lionel Messi (39) seguirán escalando en la lista histórica de más apariciones en El Clásico, acercándose a Manuel Sanchís (43), Xavi Hernández y Francisco Gento (42), además Messi busca extender su marca de 26 goles contra Real Madrid, la mayor en la historia de la rivalidad.