El defensa del Barcelona, Jordi Alba, se unió al capitán Lionel Messi para criticar al director deportivo del club, Eric Abidal, después de que el equipo fuera eliminado de la Copa del Rey con una derrota por 1-0 ante Athletic de Bilbao el jueves.

 

La derrota en cuartos de final del torneo fue el último golpe en una semana oscura para el Barça después de que el extremo Ousmane Dembele sufriera una grave lesión y de que Messi causara revuelo al devolverle el golpe a Abidal por culpar a los jugadores por el despido del entrenador Ernesto Valverde, el mes pasado.

 

Abidal, ex compañero de equipo de Messi y Alba, le había dicho al periódico Sport que sentía que algunos jugadores del Barça no estaban trabajando lo suficiente bajo las órdenes de Valverde, lo que lo llevó a aconsejar al presidente del club, Josep Maria Bartomeu, que despidiera al entrenador.

 

Quique Setién fue elegido como el sucesor de Valverde, pero ha perdido dos veces en seis juegos al frente del campeón español.

 

"Este club recibe suficiente mier... desde afuera, así que no deberíamos tirarnos mier... a nosotros mismos", dijo Alba a los periodistas.

 

"Abidal era un jugador, los aficionados lo aman y por eso debería saber cómo es el vestuario al interior y cómo se sienten los jugadores".

 

El Barça posee la cifra récord de 30 títulos en Copa del Rey y llegó a las últimas seis finales, ahora reflexiona sobre su salida más temprana en una década después de que Iñaki Williams marcó el único gol del juego en tiempo de compensación.

 

Alba dijo que el equipo había jugado bien y demostró que no se vieron afectados por los eventos de la semana pasada.

 

"Demostramos que somos un equipo y eso es lo que debemos seguir haciendo", agregó.

 

"Creo que tuvimos un gran desempeño, uno de los mejores de la temporada. Es una verdadera pena que hayamos concedido el gol tan tarde, pero así es el futbol. Estoy muy orgulloso del equipo por lo bien que jugamos". "

 

El defensa del Barça, Gerard Piqué, también dijo que el equipo necesitaba alejarse de las luchas internas del club.

 

"Todos saben lo que han hecho bien y lo que no han hecho y ahora debemos seguir trabajando. Tenemos que dejar de mordernos la nariz para fastidiarnos la cara porque eso no nos ayudará", dijo.

 

"Construimos este club con victorias y debemos hacerlo nuevamente. Estamos trabajando para lograrlo, estamos jugando mejor, nos estamos adaptando a las ideas del entrenador y el vestuario está tan unido como siempre".