Los lectores frecuentes suben un 7%, hasta llegar al 67% de los mayores de 14 años, según los datos del Barómetro de Lectura.

 

El porcentaje de españoles mayores de 14 años que dicen ser lectores frecuentes de libros (los que leen algo todas las semanas) se ha incrementado en 6,9 puntos durante los últimos cuatro años, hasta alcanzar un porcentaje del 67,2%. Es uno de los datos más relevantes del Barómetro de Lectura y Compra de Libros que ha presentado la Federación de Gremios de Editores.

 

Más cifras: el 61,8% de los todos españoles (niños incluidos) lee libros por ocio al menos una o dos veces a la semana; el 38,2%, no. El 16% no tiene ni siquiera la intención. Las mujeres leen mucho más que los hombres, un 67,2% frente a un 56,2%. Además, hombres y mujeres leen géneros distintos: ellas eligen libros y redes sociales; ellos, periódicos, cómics, blogs... Los niños leen en un porcentaje muy alto (85,2% lectores entre los cinco y los ocho años; dos horas y 36 minutos por niño y semana), pero abandonan el hábito entre los 14 y los 18 años.

 

Además, los españoles compraron 10,4 libros, frente a los 9,7 del año pasado. Seis de cada 10 libros vendidos fueron de literatura y el 88% de ellos estaba editado en español (el 34,6% de los libros vendidos en Cataluña son en catalán, un porcentaje en fuerte aumento). Las comunidades más compradoras fueron Madrid, País Vasco y La Rioja. Al otro lado de la tabla aparecen Canarias, Castilla y León y Extremadura. Y, al final, un dato negativo: el 79% de los libros digitales que se leyeron en España llegaron a los ojos de sus lectores sin pagar.

 

También hay datos sobre las bibliotecas privadas de los españoles, que tienen una media de 233 libros en casa. ¿Cuáles? Los libros más leídos en 2018 fueron 'Patria' De Aramburu, 'La catedral del mar', de Ildefonso Falcones, y la serie 'Batzan' de Dolores Redondo. Entre los menores de 13 años, los títulos favoritos son 'Los diarios de Greg', de Jeff Kinney, 'Futbolísimos', de Roberto Santiago y 'Harry Potter', de J.K. Rowling.

 

"La lectura no está consolidada. Hay datos buenos pero están por debajo de nuestro nivel económico y de desarrollo", dijo Miguel Barrero, presidente de la Federación de Gremios de Editores. José Guirao, ministro de Cultura, cerró el acto con una "valoración positiva de la encuesta. Se está aumentando los hábitos de lectura. Los lectores más jóvenes estamos un poco por encima de la media europea. Pero lo b¡ondas de los datos no debe nublar un análisis crítico: que hay un 38% de españoles que nunca leen es un problema muy grave sobre el que debemos trabajar. De el análisis desmenuzado de ese 38% deberíamos sacar conclusiones y estrategias". "Un libro es la entrada para muchas personas en la cultura. El libro no acaba en sí mismo, es un punto de partida, es una onda expansiva. Por eso es tan importante hacer hincapié", terminó el ministro, que recordó que su Gobierno ha incluido en su propuesta de Presupuestos del Estado la partida perdida para abastecer a la Red de Bibliotecas Públicas, abandonada durante los últimos años. Su dotación sería de 3,5 millones.