Es la cuarta mejor cifra anual de visitantes de su historia

 

El Museo de Bellas Artes de Bilbao ha cerrado 2018, año en el que se ha celebrado su 110 aniversario, con más de 252.000 visitas, la cuarta mejor cifra anual de visitantes de su historia y la segunda en ingresos por entradas.

 

Las exposiciones "Arroyo, le retour des croisades", "Goya y la corte ilustrada", "110 años 110 obras", "Jardín infinito" y las actuales "ABC. El Alfabeto del Museo de Bilbao" y "Después del 68", junto al programa La Obra Invitada y las exposiciones itinerantes han permitido alcanzar dicho número, según informa el Museo en un comunicado.

 

En comparación con 2017, ejercicio en el que el Museo superó por primera vez los 300.000 visitantes, se estima una disminución de visitas de un 15 %, que también se explica por los cierres del Museo debido a las obras de reforma del edificio antiguo.

 

En cuanto a la procedencia de los visitantes destaca el incremento del porcentaje del turismo de fuera de la Comunidad Autónoma, que alcanza el 40,7 % del total, de los que un 15,3 % procede del resto de España y un 25,4 % del extranjero.

 

Respecto a este último dato, un 20,7 % han sido visitantes europeos y un 3,5 % procedentes de América.

 

También durante 2018, los diferentes programas educativos desarrollados por el Museo han beneficiado a 34.000 asistentes, tanto en lo referido a las actividades (22.872 personas), con un incremento de un 12 %, como a las visitas extraordinarias a las exposiciones itinerantes "La ruta del Arte" (9.064 personas) y "Arte para tocar" (2.073 personas).

 

Otros programas fuera del Museo han sido las exposiciones "Luis Paret en Bermeo", en el Arrantzaleen Museoa de esa localidad, y "Pinturas traducidas", en el Museo de Historia y Arte de Durango.

 

Por su parte, el servicio de Amigos del Museo ha registrado 515 nuevas altas, un incremento de un 15 % que permite alcanzar este año los 3.697 Amigos.

 

A lo largo de 2018, el Museo ha recibido donaciones de obras de arte por valor de más de 2,8 millones de euros.

 

Entre ellas destaca la de Alicia Koplowitz con la obra de Luis Paret y Alcazar "Triunfo del Amor sobre la Guerra"; la escultura "Bilbao" de Richard Serra, donada en memoria de Martín García-Urtiaga y Mercedes Torrontegui por sus nietos; y más de un centenar de grabados donados por el artista Eduardo Arroyo, recientemente fallecido.

 

En 2018 también se ha celebrado el primer curso de verano "Museografías. Modos de ver el arte", y se ha alcanzado un acuerdo con la Filmoteca Vasca, que convierte el Museo en sede estable de su programación.

 

El Museo resalta que toda esta actividad ha sido posible gracias a los patronos y a otras entidades, y remarca que en 2018 se registró un incremento de ingresos por patrocinios del 45 %, lo que motivó que se superaran por primera vez los 2 millones de euros.

 

Además, la actividad del Patronato ha culminado con la aprobación del Plan Estratégico 2019-2020 y el impulso al programa de modernización y ampliación del museo.