El país asiático será el invitado en la próxima edición w Este año se registraron 819 mil 725 visitantes, alrededor de cinco mil más que en 2017. Se registraron más de 3 mil medios de 20 países

 

India, un país con 4 mil años de historia y con uno de los mayores números de lectores en el mundo, será el invitado de honor de la edición número 33 de la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara.

 

La invitación se hizo oficial, luego de que el Primer Ministro de Portugal, António Costa, le pasara la estafeta al Embajador de la India en México, Shri Muktesh Pardeshi, en un acto protocolario realizado a unas horas de que el encuentro literario concluyera.

 

Actualmente, este país es el sexto editor de libros más grande del mundo, y el segundo lugar detrás de Estados Unidos como el país editor de libros en inglés. “La industria editorial ha crecido y de acuerdo con un estudio se estima una derrama de 6 mil 700 millones de dólares el año pasado”, destacó el Embajador de la India en México.

 

“Vivimos en un mundo impulsado por el conocimiento; las ferias tienen un papel especial en lo que se refiere a la educación y el aprendizaje; al mismo tiempo el conocimiento sin humanidad y carácter tienen un valor limitado, la vida de Mahatma Gandhi y otros grandes líderes nos lo han enseñado”.

 

Los comienzos de la literatura india se remontan al cuarto milenio antes de Cristo, cuando se cantaron y grabaron por primera vez himnos a los dioses, de acuerdo con el Embajador de la India en México. De ahí que hoy sea reconocido como una de las entidades más antiguas, con una población estimada en mil 200 millones de habitantes, una variedad de 22 idiomas oficiales, 36 símbolos, muchas deidades e innumerables ritmos y vestimentas.

 

“Nuevos vínculos con un país de 4 mil años de historia… el sánscrito, como uno de lenguajes más antiguos, tuvo su origen precisamente en ese país; su presencia será una oportunidad para acercarnos a su rica literatura”, destacó el Rector de la Universidad de Guadalajara, Miguel Ángel Navarro Navarro.

 

Después de decirle un “hasta pronto” a Portugal, el presidente de la Feria Internacional del Libro, Raúl Padilla López, destacó la cultura misteriosa, milenaria y llena de luces de la India. “Es una puerta en el tiempo que nos evoca al pasado y nos acerca al futuro; sinónimo de asombro y explosión de colores que impregnan los sentidos; la música evoca su espíritu indio que intuye el futuro y se adapta para interpretar los nuevos tiempos, con una larga tradición literaria, pues sus letras van desde los textos más antiguos de la humanidad”.

 

La agencia que se encargará de coordinar la presencia de India en la FIL será National Book Trust of India (NBT), que ha participado además en otros encuentros en ciudades como Moscú, Beijing y Seúl.

 

CIFRAS. Antes de la clausura de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, los organizadores del encuentro compartieron un balance de lo que fueron ofreciendo durante nueve días de actividades.

 

De acuerdo con cifras oficiales, este año se registraron 819 mil 725 visitantes (160 mil 373 personas se dirigieron a FIL Niños; 18 mil 300 eran menores), contra los 814 mil 833 que se recibieron el año pasado. La cifra hubiera sido mayor de no ser por la lluvia y las bajas temperaturas que se registraron el miércoles pasado, reconoció el presidente de la FIL, Raúl Padilla López.

 

“Fue un día atípico porque tuvimos un miércoles extraño, en 20 años no había llovido durante la feria, a muchos les gustó, pero bajó mucho el flujo de visitantes”, destacó.

 

Aun así, este fin de semana la Expo Guadalajara alcanzó su máxima capacidad. Solamente durante la venta nocturna del viernes el recinto convocó a 28 mil 700 personas. En dos ocasiones, incluso, se tuvo que dejar de vender boletos de ingreso debido al exceso de gente, añadió Padilla López.

 

En cuanto a número de editoriales, los organizadores registraron la presencia de 2 mil 280 editoriales de 47 países, con la presencia de 19 mil 740 profesionales del libro, 750 escritores y se presentaron 630 libros en Expo Guadalajara. En esta ocasión hubo 62 patrocinadores y auspiciantes.

 

Se destacó además la realización del Encuentro de Novela Negra, la primera edición de Libros al Gusto, la segunda edición del Salón del Cómic y la Nóvela Gráfica, el Festival de las Letras Europeas; así como la realización de 20 homenajes y premios, entre éstos, el dedicado al escritor recién fallecido Fernando del Paso y al premio Nobel de Literatura José Saramago.

 

Para la cobertura del encuentro literario se registraron 3 mil 128 de 492 representantes de medios de comunicación, provenientes de 20 países. Éstos crearon 6 mil publicaciones, entre notas, enlaces en vivo, fotografías, entrevistas, crónicas y artículos.

 

Sobre el país invitado, Portugal, la Comisaria de la Delegación de Portugal, Manuela Júdice, reportó que al Pabellón de Portugal acudieron 3 mil 500 personas y vendieron 3 mil libros. Los cinco autores predilectos fueron Fernando Pessoa, José Saramago, António Lobo Antunes, José Maria Eça de Queiroz y Gonçalo Tavares.

 

“Desde hace 15 meses que empecé a trabajar en este proyecto de participación en la feria, ha sido un honor. Buscamos la diversidad en nuestros programas, para conectar con México y otros países. Podemos decir que lo logramos”, señaló durante la conferencia de prensa.

 

En los ocho conciertos desarrollados en el Foro FIL en Expo Guadalajara, acudieron 13 mil personas y se esperaba que con el espectáculo de ayer domingo llegaran a los 15 mil. En cuanto a las presentaciones del Conjunto de Artes Escénicas, la presentación de Lídia contó con 472 asistentes y la de By heart, 311.

 

Para la organización de este encuentro se invierten entre 125 y 127 millones de pesos, y se recaudan poco más de 133 millones de pesos; un recurso que es utilizado para las actividades alternas que se van desarrollando a lo largo del año, explicó Padilla López.