Un informe encargado por Macron recomienda restituir miles de obras de arte y de piezas de las antiguas colonias

 

Francia podría restituir a los países del África subsahariana hasta 46.000 obras de arte y objetos preciosos. Así lo recomienda un informe que el viernes recibirá el presidente Emmanuel Macron quien afirmó hace un año que estas piezas "no podían seguir siendo presas de los museos europeos".

 

Falta aún mucho camino legal y político para que se lleve a cabo. Pero, no cabe duda de que la iniciativa puede abrir la caja de Pandora de reclamaciones de obras de arte. En Francia y en otros países europeos y americanos.

 

La voluntad política del presidente de la República francesa parece determinada. El 28 de noviembre afirmó en un discurso en la capital de Burkina Faso, Uagadugú: "Quiero que de aquí a cinco años se den las condiciones para la restitución temporal o definitiva a África del patrimonio africano". Fue el primer estadista occidental que se pronunciaba en este sentido.

 

De ahí el informe que han hecho la francesa Bénédicte Savoy y el senegalés Felwine Sarr. No son especialistas en la materia. La primera es historiadora de arte, el segundo, economista. Su texto tiene 232 páginas y va a ser publicado.

 

Uno de los objetos de arte robados, una máscara antropomorfa de Costa de Marfil, en la región de Sassandra de finales del siglo XIX. E.M.

Límites y números

 

El documento está circunscrito al África subsahariana. Egipto y Argelia están expresamente excluidas "porque el contexto de apropiación y la legislación son muy diferentes". Argelia era una provincia más de Francia, no una colonia. Egipto no estuvo bajo control francés salvo durante la expedición de Napoleón. Pero la misión científica que la acompañaba hizo importantes descubrimientos (como la piedra Rosseta) que pasaron a manos británicas tras derrotar estos a los franceses.

 

Se estima que los museos franceses poseen 98.000 objetos africanos. El Museo parisino del Quai Branly, inciativa del presidente Jacques Chirac, gran valedor de las artes primeras o primitivas, reúne 70.000. El informe no censa lo que pueda estar en manos privadas.

 

La devolución se limitaría al arte llegado a Francia en el periodo colonial, antes de las independencias de los años 60 del pasado siglo. Eso deja la cuenta en 46.000.

Adquisición

 

El informe clasifica la forma por la que estas obras llegaron a la metrópoli en orden decreciente de violencia: botín de guerra y expedición punitiva, misión etnológica de instituciones públicas, objetos procedentes de herencias de militares y funcionarios coloniales o procedentes de tráficos ilícitos tras las independencias. En todos esos casos recomienda "acoger favorablemente las demandas de restitución".

Otro de los objetos: un tambor timba hecho de piel, pigmento y madera sobre base zoomorfa, fechado en los comienzos del siglo XX en Guinea. E.M.

 

El informe fija el criterio para rechazar una devolución en "el consentimiento". Pero es irreal que exija "testimonios explícitos de propietarios o guardianes". Si en los casos enumerados antes la línea está trazada, qué hacer con los que proceden del trueque o de encargos a artesanos. Y cómo probarlo.

 

Un ejemplo que cita el diario Le Monde: ¿una máscara comprada por 7 francos durante la misión Dakar-Yibuti de 1931 en Mali (el precio de una docena de huevos) es un robo? Porque en París se subastaban por varios miles de francos. Pues bien sólo de esa misión hay censadas 3.600 piezas.

A quién y cómo

 

Queda claro que sólo los Estados tienen derecho a demandar a Francia obras de arte. Habría acuerdos bilaterales de cada Estado con Francia. El principal problema es que las fronteras africanas heredadas de la administración colonial son bastante artificiales.

 

> Luego queda el desarrollo legal. El informe prefiere una reforma de la Ley de Patrimonio a legislar ad hoc. Así que queda camino.

 

> Por todo ello Le Monde se muestra reticente a la iniciativa en un editorial. Considera "más eficaz el pragmatismo" de acuerdos concretos que "la enumeración de principios generales, sobre todo cuando éstos son difícilmente aplicables".