La puesta en escena Konrad el niño que salió de una lata de conservas, de Christine Nöstlinger, con adaptación de Paulina Barros Reyes Retana, inició ayer funciones en el Teatro el Galeón, del Centro Cultural del Bosque (CCB) y permanecerá hasta el 7 de octubre.

 

El Instituto Nacional de Bellas Artes por medio de la Coordinación Nacional de Teatro y la Compañía Teatro en Fuga ofrecen esta montaje que invita a cuestionar los roles de género impuestos por la sociedad, desde un lado divertido.

 

El objetivo, aspirar a construir una sociedad más solidaria, justa e igualitaria entre mujeres y hombres, pero sobre todo, enseña a los niños a ser mejores con el prójimo aceptando a los sujetos como son y crea empatía con las problemáticas de los demás.

 

Las enseñanzas de vida en 90 minutos nacen con la historia de “Berti Bartolotti”, una extravagante mujer adicta a las compras por internet que recibe un niño de fábrica que no recuerda haberlo pedido.

 

Junto con su pareja, “Egon”, deben modificar su vida para cubrir las necesidades de “Konrad”, un infante perfecto que trata de encajar en un mundo imperfecto, se informó mediante un comunicado.

 

La directora Andrea Salmerón Sanginés expuso que la obra aborda las diferencias que nos complementan sobre cómo todos pueden caber en este mundo, “sobre cómo todas las familias pueden ser distintas, cómo las personas tienen que ceder, conciliar, ser tolerantes y respetar las diferencias del otro”.

 

Este espectáculo es un constante cuestionamiento que “busca romper los roles de género, sin exponer moralejas”, porque “tenemos muy claro que los roles del siglo XX debemos romperlos”.

 

El elenco está integrado por: Olga González, Pedro Mira, Meraqui Pradis, Camila Torres-Cantú y Silvestre Villarruel. El espacio escénico e iluminación son de Tania Rodríguez; vestuario de Jerildy Bosch, el diseño y animación de Angie Santa María Daffunchio y asesoría de clown de Jesús Díaz.


 1

1

 

1

 

1

 

 

1