De las 60 composiciones, 11 son de mujeres mexicanas e internacionales, anuncia su director Ludwig Carrasco. Habrá 13 estrenos nacionales y uno mundial, de Leticia Armijo, en los 17 programas dobles de esta temporada.

 

El repertorio de la primera temporada de la Orquesta de Cámara de Bellas Artes (OCBA) contará con 18.33% de representación femenina, ya que de las 60 obras a interpretar, 11 son de compositoras como Grazyna Bacewicz y Teresa Carreño. Además, el director artístico Ludwig Carrasco, anunció que la OCBA realizará 13 estrenos nacionales y uno mundial en los 17 programas dobles de esta temporada.

 

“No estrenaremos únicamente música contemporánea, sino a compositores desde 1800 hasta nuestros días”. El estreno mundial, detalló, será el concierto para guitarra y cuerdas, Morisco, de la maestra Leticia Armijo, seguida de obras aún no interpretadas en México compuestas por Joseph Bologne, Vivian Fine, Elfrida Andreé, Elvira Muratore, Chistine Snowdin, Claudia Montero y Gity Razaz.

 

El primer concierto se realizará el 13 de febrero en la sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes y se repetirá el 16 en el auditorio Silvestre Revueltas del Conservatorio Nacional de Música, sede en la que todos los conciertos de la OCBA serán gratuitos. “Todos nuestros conciertos tendrán esa dinámica: los jueves será en Bellas Artes y los domingos en el CNM, lugar donde la entrada será gratuita para todo el público”.

 

El concierto inaugural estará bajo la batuta de Ludwig Carrasco y contará con el estreno nacional de la obra Andante Cuasi Recitativo de Elfrida Andrée; la sinfonía Menestral de Leonardo Velázquez y el Cuarteto n.11 en fa menor, op.95, Serioso de Ludwig van Beethoven con el arreglo de Gustav Mahler.

 

Los músicos Pastor Solís y Abraham Alvarado destacaron que dentro del repertorio de esta temporada se incluyen dos de las obras solistas que sólo se han tocado una vez en México, se trata de las Inversiones Ferales de Uros Krek, escrita en 1962 como obra fúnebre, interpretada en nuestro país en 1979 por el maestro Luis Samuel Saloma, quien dirigirá este programa de la OCBA; así como el Concierto para órgano, cuatro cornos y orquesta de cuerdas de Marco Enrico Bossi compuesto 1895.

 

“Originalmente el concierto lo compuso para órgano y gran orquesta en la tonalidad de si bemol mayor y varios grandes compositores como Giuseppe Verdi, reconocieron la calidad de ese concierto y dieron pie a que se estrenara en 1895 en un órgano tubular de factura italiana; posteriormente se dijo que la obra era fastuosa, recargada y en una tonalidad intocable por los organistas, debido a esto, Bossi hizo una versión para orquesta de cámara”.

 

Abraham Alvarado resaltó que esta pieza se interpretará en el CNM en un órgano tubular, instrumento para el que fue escrito, pero en México únicamente se encuentra en el conservatorio y en las iglesias, así como en el Palacio de Bellas Artes con uno eléctrico.

 

“El órgano se toca con mucha regularidad en la música de iglesia, no obstante los conciertos de órgano tubular en las salas de conciertos comenzaron a existir en 1850. Sin embargo, actualmente es muy complicado hacer obras de este instrumento porque la única sala de conciertos que tiene un verdadero órgano tubular es la sala del Conservatorio Nacional de Música”.

 

Las autoridades correspondientes, añadió, han negado que se integre este instrumento a la sala Nezahualcóyotl y en el auditorio del Centro Nacional de las Artes. “Parece que hay pocos organistas en México y la escuela de organistas no avanza. A lo mejor el problema es que somos una república laica”.

 

Ludwig Carrasco, añadió que la OCBA celebrará los 250 años de Ludwig van Beethoven, así como el 45 aniversario luctuoso de Daniel Ayala, los 110 años del natalicio de Miguel Bernal Jiménez; la conmemoración 180 del nacimiento de Piotr Iliych Chaikovski, y 75 años de la muerte de Béla Bartók.