El acuerdo con la SCCDMX también incluye a quienes desempeñaron la labor de facilitadores. El 15 de enero saldría la convocatoria y el 95% estaría ratificado, adelanta Alfonso Suárez del Real, secretario de Cultura local

 

Mantendrán su trabajo los talleristas y facilitadores que en 2019 laboraron en los Puntos de Innovación, Libertad, Arte, Educación y Saberes (Pilares); en la Red de Fábricas y Artes y Oficios (Faros) y en los espacios culturales comunitarios que se ubican en la Ciudad de México. Así lo aseguraron Benjamín González Pérez, director general de Vinculación Comunitaria, y Alfonso Suárez del Real, secretario de Cultura de la Ciudad de México.

 

El compromiso hecho ayer en el Museo de la Ciudad durante una mesa de diálogo a la que acudieron cerca de 200 personas que pertenecen al programa social Talleres de Artes y Oficios Comunitarios (TAOC) incluyó también la consigna de que ninguna persona sería despedida por enfermedad o embarazo.

 

Con un documento de 28 puntos, mismos que fueron leídos, los artistas comentaron que su principal incertidumbre era si este 2020 impartirían sus talleres y a partir de cuándo.

 

“El primer acuerdo al que queremos llegar es si se garantizará la continuidad en el programa de talleristas y facilitadores que hayan trabajado en 2019, sin necesidad de nuevo proceso de selección y entrega de papeles. Se exceptúan los casos en que se exprese de manera verdaderamente libre la voluntad de salir del programa”, leyeron.

 

Sin dar una respuesta inmediata, Benjamín González expresó que era una lucha histórica que se colocara Cultura Comunitaria como eje de la política del gobierno local y ante la insistencia de los talleristas explicó que su trabajo en 2020 está garantizado.

 

“Nosotros tenemos un programa social que empieza el 1 de enero de 2019 y termina el 31 de diciembre de 2019, es ilógico pensar que los compañeros que participaron en 2019 no van a continuar en 2020, sería un suicidio de parte de nosotros que les diéramos las gracias. El 95% de los talleristas va a continuar, pero hay un porcentaje pequeño de personas que no pueden continuar por motivos reglamentados, por ejemplo, un tallerista que no asistió a clases y alguno que tuvo problemas de lenguaje discriminatorio, ellos no serán ratificados”, dijo.

 

Al respecto, Suárez del Real enfatizó que el 15 de enero saldría la convocatoria y el 95% estaría ratificado.

 

“Los únicos documentos que entregarían serían una copia simple del acta de nacimiento y el comprobante de domicilio con vigencia de, al menos, tres meses. El 15 sale la lista de talleristas y una semana después ustedes empezarían a trabajar”, precisó.

 

El segundo punto del documento creado por los talleristas y facilitadores es que no existan represalias contra quienes manifestaron su inconformidad.

 

“No habrá represalias de ningún tipo en contra de ninguna persona que haya manifestado su inconformidad, reclamado el cumplimiento de los pagos, exigido mejores condiciones o expresado sus ideas buscando el mejoramiento del programa. Este compromiso deberá ser refrendado por escrito”, indicaron.

 

El secretario de Cultura apoyó dicha intervención. “El punto B lo vamos a firmar tal y como está. No habrá represalias de ningin tipo”, dijo.

 

La siguiente demanda de los trabajadores del gremio cultural fue que se revisen en conjunto las reglas de operación del programa Talleres de Artes y Oficios Comunutarios (TAOC).

 

Benjamín González explicó que las reglas de operación 2020 ya están establecidas porque no dependen sólo de la Secretaría de Cultura local sino de todo un comité. “Las reglas de operación ya las trabajamos administrativamente desde hace tres meses, las reglas de operación ya están y ya se enviaron a las Gaceta para ser publicadas, esperamos se publiquen mañana y el viernes”, expresó.

 

Otra demanda fue que para el 2021 se establezca un nuevo esquema de contratación y apoyos para los trabajadores de la cultura. La respuesta de Suárez del Real es que ése será tema a discutirse en febrero.

 

INJUSTICIAS LABORALES. “Es su palabra contra nuestra versión”, exclamó Benjamín González, después de que algunos talleristas informaran de despidos de mujeres embarazadas, de personas que se negaron a no inventar información en sus reportes de actividades y a quienes les pidieron reposición de horas a pesar de justificar sus faltas por incapacidad médica.

 

Uno de los casos que se mecionó fue el de la tallerista Gisela, quien trabaja en la alcaldía Coyoacán y a quien la Subdirectora de Vinculación Cultural llamó para que renunciara por embarazo.

 

“Ella sigue dada de alta y está su pago, sigue registrada”, respondió Benjamín González, a lo que el secretario Suárez del ­Real señaló que en específico los casos de irregularidades los atenderá a partir de hoy de 10 a 11 de la mañana, y el primer lunes de cada mes en sus oficinas.

 

Otro caso documentado es el del tallerista Jorge, quien trabaja en la Magdalena Contreras.

 

“El tallerista realizó casi el doble de horas en la construcción de Calacas Monumentales en PILARES Cantera. Un día, saliendo de ahí lo atropelló una motocicleta, acabó en el hospital y desde entonces presenta dolores constantes de cabeza. En diciembre querían obligarlo a cubrir horas en el turno vespertino, cuando él había avisado que no podía hacerlo y lo obligaron a realizar una carta de renuncia para el mes de diciembre, condicionando con dicha acción su entrada de nuevo al programa en 2020”, detalla el documento que entregaron los artistas a las autoridades locales.

 

Un ejemplo más que argumentan los talleristas es el de Román, quien manifestó su ­desacuerdo en tener que llenar datos no acordes a la realidad en los reportes por indicación del personal de la Secretaría de Cultura, a quien se le acusó de entorpecer el pago de sus compañeros por haber solicitado el correcto llenado de documentos.

 

“En los próximos días vamos a presentar los manuales de operación de todos los programas que van a definir la actividad que el tallerista va a realizar, por lo tanto estamos abiertos a la revisión constante del programa”, destacó Benjamín González.