Se inaugura 'Players. Los fotógrafos de Magnum', una muestra que rescata la faceta más lúdica de la prestigiosa agencia de fotografías.

 

La exposición, que cuenta con casi 180 obras inéditas, podrá visitarse en la 3ª planta del Espacio Fundación Telefónica desde el 9 de mayo hasta el 16 de septiembre

 

Poco más de 70 años atrás, un grupo de reporteros de guerra decidió fundar la agencia Magnum de fotografía. Su propósito era elegir los temas que quisieran documentar y crear una cooperativa para que los fotógrafos pudieran mantener los derechos sobre sus obras. Desde entonces, Magnum ha pasado a la historia como la agencia que ha retratado algunos de los acontecimientos más importantes del siglo XX: sus guerras, sus miserias, su hambre y sus muertes.

 

Pero aunque históricamente vinculada a estos asuntos, Magnum también ha puesto el ojo en los modos de vida, en las religiones, en los pequeños detalles de la cotidianidad, en resumen, en eso que podría llamarse "juego" y todo lo que su polisemia incluye. Es este costado lúdico el que intenta recuperarse con la muestra Players. Los fotógrafos de Magnum entran al juego, una exposición desenfadada y cercana al espectador que cuenta con 200 imágenes de más de 46 fotógrafos entre los que se encuentran Alex Webb, Elliott Erwitt, Alec Soth y Bruce Gilden.

 

"Con Players, lo que intentamos es alejarnos del concepto de que Magnum es solo una agencia que trata acontecimientos tristes, como el hambre y la guerra, sino que también hay un enorme archivo que habla de otras cosas más cotidianas", explica Martin Parr, fotógrafo británico, miembro de Magnum desde 1994 y comisario de la muestra junto a Cristina Middel, fotógrafa documental española e igualmente miembro de la agencia desde 2016.

 

"A eso nos referimos cuando hablamos de 'jugadores', que en inglés es una palabra que incluye a los que juegan, a los músicos, los deportistas o a los mismos fotógrafos que realizan su trabajo de manera más lúdica", continúa el británico, y advierte que además se trata de una exposición completamente inédita, salvo por algunas excepciones, sobre el archivo de la agencia.

Richard Kalvar, Hamburgo, Alemania, 1973 Magnum Photos

 

"Con Martin tenemos algo en común, los dos somos workaholics", confiesa, por su parte, Middel. "Juntos hemos intentado rescatar los orígenes de la fotografía, ahí cuando los fotógrafos quieren explorar y divertirse, antes de profesionalizarse cuando pareciera que divertirse comienza a estar mal visto. Nosotros quisimos volver a esos comienzos".

 

Para el espectador, la muestra que podrá verse en la 3ª planta del Espacio Fundación Telefónica desde el 9 de mayo hasta el 16 de septiembre, la propuesta es igualmente lúdica. Las fotos que encuentra ante sus ojos no se ordenan por nombre. Tampoco lo hacen por año. "El diálogo se mantiene entre las propias imágenes", advierte Parr mientras señala una toma de Richard Kalvar realizada en Hamburgo, Alemania, en 1973 donde se ve a una señora mirando su propio reflejo. "Toda buena fotografía es ambigüa. Si quieren ver buena fotografía, este es el lugar. De otra manera, en Magnum no las habríamos admitido".