Las calorías provenientes de los azúcares no tuvieron efectos en la masa corporal de los ratones.

 

El sector de la restauración parece estar en un proceso de cambio constante. La tendencia a la especialización que se lleva viendo durante los últimos años no ha escapado de los restaurantes, bares y cafés. Mientras que unos optan por unirse a la tendencia del veganismo y la comida sana, otros prefieren hacer un homenaje a la carne con locales especializados en hamburguesas y similares. La preocupación de la sociedad por la salud y el estado físico hace que cada vez más personas miren con lupa lo que comen y evalúen qué efectos tiene en su cuerpo. Un nuevo estudio intenta esclarecer qué componentes de los alimentos son los que más hacen variar la masa corporal.

 

Científicos de la Universidad de Aberdeen (Escocia) y la Academia de Ciencias China han llevado a cabo el mayor estudio de este tipo para comprobar qué componentes de la dieta – grasas, carbohidratos o proteínas – provocan el aumento de peso en ratones.

 

Parte del problema con este tipo de estudios es que es difícil hacer estudios en humanos controlando sus alimentos por periodos de tiempo lo suficientemente largo como para determinar cuáles son los factores más importantes. Sin embargo, los estudios en animales similares a los seres humanos, como los ratones, pueden hacer que los resultados apunten en la dirección correcta.

 

La dieta de los ratones

El estudio, publicado el 12 de julio en la revista Cell Metabolism, incluye 30 opciones diferentes de dieta que varían en las cantidades de contenido en grasa, carbohidratos (azúcar) y proteínas. Los ratones fueron alimentados con estas dietas durante tres meses, lo que podría ser equivalente a nueve años en humanos. En total, se realizaron cerca de 100.000 medidas en los cambios de peso de los ratones y en su contenido de grasa corporal usando una máquina de micro MRI (siglas en inglés de imagen de resonancia magnética).

 

El Profesor John Speakman, que lidera este estudio, afirma que ‘los resultados de estos estudios tan amplios son inequívocos, el único causante que ha provocado un aumento de peso en los ratones ha sido la ingesta de mayores cantidades de grasa en sus dietas’.

 

Los resultados del estudio apuntan a que los carbohidratos, que contienen hasta un 30% de las calorías provenientes de los azúcares, no tenían efectos en la masa corporal de los ratones y la combinación de azúcar y grasa no incrementaba el efecto de la grasa sola. Tampoco se hallaron evidencias de que las bajas cantidades de proteínas (menores al 5%) estimularan una mayor ingesta. Sin embargo, este efecto de la grasa en la dieta parecía producirse debido a que solamente la grasa estimula los centros de recompensa del cerebro, aumentando la ingesta.

 

 

La grasa es el único componente de la dieta que provoca claros aumentos de peso

‘Una clara limitación de este estudio es que se basa en ratones y no en seres humanos. Pero los ratones presentan numerosas similitudes con las personas en su fisiología y metabolismo, y nunca vamos a realizar estudios donde la dieta de las personas sea controlada de la misma manera por un periodo de tiempo tan largo’, afirma el Profesor Speakman. Las pruebas proporcionadas son una buena pista para conocer los efectos de las diferentes dietas en los seres humanos.

 

Referencia: John R. Speakman & team. ‘Fat, but not protein or carbohydrate, regulates energy intake and causes adiposity in mice’. Cell Metabolism (2018). DOI: doi.org/10.1016/j.cmet.2018.06.010


 

 

 

1

 

 

1