Con el objetivo de llamar la atención sobre el cambio climático y la deforestación, el artista suizo Klaus Littmann transformó el interior de un estadio de futbol en un bosque. Es la instalación de arte público más grande de Austria.

 

La monumental instalación natural se encuentra en el estadio Wörthersee en Klagenfurt, Austria.

 

Titulada FOR FOREST, la obra está inspirada en el dibujo del arquitecto Max Peintner, The Unending Attraction of Nature, y consta de alrededor de 300 árboles que buscan «desafiar nuestra percepción de la naturaleza y cuestionar su futuro».

 

Algunos árboles pesan hasta seis toneladas.

 

¿SERÁ EL FUTURO QUE NOS ESPERA?

Al encerrar un bosque entero dentro del estadio, el proyecto busca recordarnos que la naturaleza, que a menudo damos por sentado, algún día solo se podrá encontrar en espacios especialmente designados, como es el caso de los animales en los zoológicos.

 

Por su parte, Enea Landscape Architecture ayudó a instalar FOR FOREST. Una vez que finalice el período de visualización de la instalación, los árboles serán replantados en un sitio cerca del estadio para que sirvan como una «escultura forestal».

 

El bosque en el estadio de futbol comprende una amplia gama de especies que cambiarán de color según la temporada, tales como:

 

Abedul plateado

Aliso

Álamo temblón

Sauce blanco

Carpe

Arce de campo

Roble común

 

La instalación será abierta al público a partir del 9 de septiembre y se extenderá hasta el 27 de octubre de 2019.