espadas

 
 
 

espadas

Como cada año, no hay nada más desconsolante que ver como parte de nuestras ganancias se van en pagar impuestos, por más que uno quiera evitarlo, no hay manera huir de dicha responsabilidad. Ante ello, lo mejor es implementar una estrategia de forma inteligente para hacer frente.

 

Hay quienes confunden la estrategia o planeación fiscal con una actividad ilegal, cuando lo contrario, es una herramienta que convierte a todo contribuyente en responsable para cumplir con sus obligaciones tributarias.

 

Pareciera que implementar estrategias fiscales es un privilegio sólo para los grandes contribuyentes, lo cierto es que, cualquier puede acceder a esta herramienta; eso es así, porque la planificación fiscal además de ser una alternativa para el pago de los impuestos, es un derecho que todo contribuyente puede acceder.

 

Prueba de ello, todo contribuyente (personas físicas) puede implementar la disminución del pago de sus impuestos al hacer deducible sus gastos personales, pues es un derecho que tienen los contribuyentes que destinan parte de sus recursos para la satisfacción de sus necesidades básicas, tanto personales como familiares.

 

Dicho mecanismo de aminoración de impuesto lo podrán hacer valer únicamente por las siguientes deducciones personales:

 

•        Gastos hospitalarios, honorarios médicos, enfermerías y dentales

•        Gastos funerarios

•        Donativos

•        Pago de intereses por créditos hipotecarios

•        Aportaciones complementarias de retiro (Afore)

•        Seguro de gastos médicos

•        Transporte escolar

•        Impuesto local sobre ingresos por salario

 

Además de las deducciones mencionadas, a partir de esta declaración anual 2016, el contribuyente podrá efectuar las deducciones por:

 

•        Gasto por honorarios de nutriólogos y psicólogos.

•        Adquisición de Motocicletas, bicicletas manuales o eléctricas.

 

Con base a lo anterior, el pago de impuestos se traduce en un procedimiento menos gravoso, pues al implementar este tipo de herramientas como otras, que se encuentran dentro del margen de la legalidad, estamos hablando de una planeación fiscal eficiente, pues el objetivo de utilizar estrategias fiscales es la disminución del pago de impuestos.

 

Hay que mencionar, que en otro extremo se puede reconocer también como estrategias fiscales, aquellas herramientas que no sólo tienden a disminuir el impuesto, sino, además resultan ser evasivas de toda responsabilidad fiscal, como aquella sencilla y absurda estrategia de comprar facturas, hasta complejas como realizar operaciones simuladas con empresas, Offshore, Outsourcing, Venture, etcétera.

 

Aunque, existen “asesores, estrategas, consultores, fiscalistas o el título que se autodenominen” que promueven ese tipo de planeación fiscal ilegal; dicha práctica debe de erradicarse. Porque como lo he mencionado, una estrategia debe ser la herramienta que permita al contribuyente ser eficiente, transparente y responsable en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias.

 

Por lo tanto, si cualquier contribuyente aspira a pagar menos impuestos, deberá realizarlo de manera eficiente, ejerciendo su derecho de implementar una estrategia fiscal inteligente, responsable de sus obligaciones ante el fisco, sobre todo con el respaldo de profesionales que actúen dentro del marco del derecho y que garanticen el funcionamiento de su negocio, protegiendo de su patrimonio, e incluso su libertad.

 

Si desea conocer diversas estrategias que puede usar para pagar menos impuestos, o tiene alguna duda o comentario sobre éste tema o los anteriores, no dude en contactarme a través de Twitter en @miguel_angel_fp.

 

 

TODOS LOS ARTÍCULOS DE OPINIÓN SON RESPONSABILIDAD DE SU AUTOR, Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTA EL PUNTO DE VISTA DEL PORTAL POLÍTICA PUEBLA


espadas

espadas