Golpes de estado y conflictos internacionales: En un período de apenas diez años (1946-1956) Siria tuvo 20 gabinetes diferentes y cuatro constituciones redactadas por separado. En 1948 el país se involucró en la guerra árabe-israelí, uniéndose a otros estados árabes que intentaban impedir la ocupación de una parte de Palestina por Israel.[5] El ejército sufrió una humillante derrota, uno de los principales factores del golpe de Estado dado por el coronel Hosni al-Zaim, el primero de una serie de tres, durante el mismo año. Unos meses después del primer golpe de estado, al-Zaim es derrocado por el general Sami Hinnawi, quien a su vez es depuesto el 19 de diciembre de 1949 por el coronel Adib Shicakli. El nuevo gobierno prohibe el multipartidismo y disuelve la Asamblea.

 

 

Entre 1958 y 1961 Siria y Egipto firman una alianza política, anunciada el 1 de febrero de 1958 por el presidente sirio Shukri al-Quwatli y el egipcio Gamal Abdel Nasser, fucionando los dos estados y creando la República Árabe Unida.[6] El 28 de septiembre de 1961 se lleva a cabo un golpe militar dirigido por Abd al-Karim al-Nahlawi y el nuevo gobierno disuelve la unión con Egipto y restaura la República Árabe Siria. Luego de un año y medio de inestabilidad un grupo de funcionarios civiles y militares asumen el poder mediante un nuevo golpe de estado, el 8 de marzo de 1963.[4] El golpe fue dirigido por miembros del Partido Baaz y al frente del mismo estaban Michel Aflaq y Salah al-Din al-Bitar.

 

En abril de 1964 se promulga una Constitución provisional que establecía una República soberana, democrática, popular y socialista. El 23 de febrero de 1966 un grupo de oficiales del ejército encarcelan al presidente Hafiz, disolviendo el gabinete y derogando la Constitución provisional, dejando el poder en manos de la facción radical, que gobernaría hasta 1970. [[Archivo:Mapa de Guerra de los Seis Días.jpg|thumb|200px|Resultado de la Guerra de los Seis Días En abril de 1967 las tensiones entre Israel y Siria estallaron, teniendo como consecuencia una importante batalla aérea en la que seis aviones sirios fueron derribados.[5] A finales de 1948 se había creado una zona desmilitarizada entre Siria e Israel, así como el establecimiento de una comisión mixta de armisticio entre ambas naciones. En 1967 el gobierno israelí se valió de una serie de provocaciones para finalmente lanzar una invasión, la llamada Guerra de los Seis Días, contra todos sus países vecinos. El resultado de este conflicto fue la ilegal ocupación de, Cisjordania, Jerusalén Este, la Península del Sinaí y los Altos del Golán, esta última región, perteneciente a Siria.

 

Durante una entrevista en 1976 el general sionista Moshe Dayan reconoció que todos los enfrentamientos habían sido provocados por Israel.[7]

 

En noviembre de 1970, Hafez al-Assad se alzó con el poder mediante el Movimiento Correctivo, creando una infraestructura de organización de su gobierno para consolidar el control.

 

Ante los conflictos internos del pasado y presente en SIRIA, se entromete la intervención externa de acuerdo a sus propios intereses.

 

El conflicto entre el Gobierno sirio y los opositores al presidente Bashar al Assad se desató en marzo de 2011. Las revueltas sirias comenzaron como protestas pacíficas pero no tardaron en teñirse de sangre. Las autoridades acusan a las fuerzas externas de apoyar con armamento y financiación a grupos terroristas, mientras la oposición denuncia que el Ejército de Al Assad mata a civiles. A raíz de un ataque con gas tóxico ocurrido el 21 de agosto de 2013, que los países de Occidente han atribuido a las fuerzas gubernamentales, EE.UU. se preparó para un posible ataque contra territorio sirio. Gracias a la propuesta rusa a Siria para que entregue su arsenal químico bajo control internacional, se abrió de nuevo la posibilidad de una salida diplomática del conflicto. El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó el pasado 27 de septiembre por unanimidad la resolución, acordada por Rusia y EE.UU. para eliminar las armas químicas en Siria.

 

Actualmente: El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, ha denunciado que los argumentos utilizados por Estados Unidos para justificar el ataque sobre la base aérea siria de Shairat son "poco fiables y poco convincentes".

 

El viernes, la Marina estadounidense lanzó un total de 59 misiles de crucero sobre la base aérea de Shairat en represalia del ataque químico del pasado martes en Jan Sheijun, en el que murieron al menos 74 personas.

 

"Los argumentos de EEUU en apoyo de su acción armada ilegal, particularmente, la referencia al uso de armas químicas por las fuerzas sirias en Idlib el 4 de abril son poco fiables y poco convincentes", ha afirmado Lavrov.

 

Asimismo, Rusia no ve posible que la comunidad internacional consensúe un proyecto de resolución de la ONU sobre el uso de armas químicas en Siria. "Diría que el futuro del proyecto de resolución ha sido obstruido por los acontecimientos. Es difícil creer que seremos capaces de consensuar el texto", ha dicho el viceministro ruso de Asuntos Exteriores, Guennadi Gatílov.

 

¿Cuantos más conflictos de intereses ilegítimos de la oligarquía mundial y nacional, tienen que prevalecer por encima de los legítimos intereses de las familias de cada país o región del mundo? Para poner un alto a tanta destrucción masiva de nuestros recursos naturales y la pérdida de miles de vidas humanas. Y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) como la carabina de Ambrosio.

 

C. Isidro Sánchez Piedra,

 

Defensor de Derechos Humanos

 

 

TODOS LOS ARTÍCULOS DE OPINIÓN SON RESPONSABILIDAD DE SU AUTOR, Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTA EL PUNTO DE VISTA DEL PORTAL POLÍTICA PUEBLA


 

     

      

1      

1      

1      

1      

1            

1      

      

mccarthys

espadas