Ante organizaciones no gubernamentales y de la sociedad civil, informó que de acuerdo con el censo realizado en los estados de Chiapas y Oaxaca 121 mil 701 viviendas resultaron afectadas tras los sismos

 

 

La SEDATU puso a disposición del público las cifras preliminares del censo que se realiza en aquellas entidades que resultaron afectadas por los sismos

 

La secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Rosario Robles Berlanga, encabezó la presentación de “Censo de viviendas y acciones para la reconstrucción: transparencia y rendición de cuentas”, sobre las acciones que se realizan en los estados de Chiapas y Oaxaca a consecuencia de los sismos de septiembre pasado.

 

“La intención es presentar ante ustedes todo el procedimiento que llevamos para la reconstrucción de las viviendas afectadas, de autoconstrucción, porque definimos que ese era el mejor mecanismo para también empoderar a la gente”, afirmó.

 

Ante funcionarios del Gobierno de la República, representantes de los gobiernos estatales, integrantes de organizaciones civiles, de académicos y expertos, así como  medios de comunicación, la Titular de la SEDATU dio a conocer las diferentes etapas que a partir de la emergencia se realizan para la reconstrucción de 121 mil 701 viviendas de Oaxaca y Chiapas que se vieron afectadas por los sismos.

 

Destacó la participación de 7 mil brigadistas en este proceso, el cual se realizó en tiempo récord y permitió identificar a quienes resultaron verdaderamente afectados, para dar paso a la limpieza y a la entrega de tarjetas, “la cual pensamos es la manera más transparente de apoyar sin que hubiera el uso de un recurso público en efectivo en cantidades de proporciones de miles de millones de pesos en la calle”

Rosario Robles dio a conocer el método que se diseñó para la entrega de los recursos a través de BANSEFI, el cual se estableció por medio de tarjetas de débito.

 

“Una tarjeta para efectivo que se les da a la gente que tuvieron daño parcial; en el caso de Chiapas y Oaxaca es de 15 mil pesos; y para quienes tuvieron daños totales se les entregarán dos tarjetas que en cuatro ministraciones tendrán 120 mil pesos, de los cuales 20% es para el pago de mano de obra y 80% para la compra de material de construcción”, señaló.

 

Destacó la participación del sector de la construcción para lograr precios preferenciales, así como la conformación de un kit de materiales básicos para la optimización de recursos por parte de quienes son beneficiarios de estas tarjetas.

 

“Estas tarjetas van etiquetadas a la compra de material, no hay forma de que se utilicen en otra cosa, y para evitar el incremento de los precios por la gran demanda que se puede generar, a través de la Secretaría de Economía se habló con las principales cámaras para garantizar precios que fueran accesibles, y con gran compromiso y solidaridad disminuyeron entre 15 y 20 por ciento los precios de materiales a quien llegue con una tarjeta”, afirmó.

 

Afirmó que para el proceso de autoconstrucción, en coordinación con la academia, expertos e incluso estudiantes de arquitectura, se realizan pláticas con los afectados para darles a conocer las especificaciones técnicas del porqué su vivienda tuvo afectaciones y a partir de ahí comenzar la autoconstrucción asistida.

 

“A través de una guía de autoconstrucción que diseñamos, incluso en lenguas nativas estamos dialogando con la gente porque también debe entender por qué se cayó su casa, para que sepan que debemos construir de forma diferente y esto lo lograremos con la asistencia técnica, preservando siempre las costumbres y el entorno de las comunidades”, señaló.

 

En su oportunidad, el Director General de Operación y Sistemas del Registro Agrario Nacional, José Luis Berrospe Martínez, dio a conocer el módulo base de la plataforma que dará a conocer el proceso de reconstrucción en los estados de Chiapas y Oaxaca.

 

“La SEDATU pone a disposición a través de la dirección www.transparencia.sedatu.mx este censo de viviendas dañadas, que contiene el listado de afectados por estado, municipio y localidad con información estadística con una liga de sitios de interés los cuales se podrán descargar libremente”, afirmó.

 

Por su parte, el presidente de la Cámara Nacional del Cemento, Mauricio Doehner, dio a conocer las acciones que desde el sector privado se realizan en la tarea de reconstrucción.

 

“Con seis grandes empresas convenimos apoyar con la distribución de los materiales, la cual es sumamente complicada tanto en Chiapas como en Oaxaca y aun así estamos listos para hacer frente a esta emergencia con 150 mil toneladas de cemento en los próximos 4 meses y no habrá ninguna alza en el precio, e incluso disminuirlo entre 15 y 20 por ciento, así como hacer llegar a pie de casa el material”, afirmó.

 

En tanto, el subsecretario de la Secretaría de Economía,  Roberto Garza, destacó la gran solidaridad que se registró desde la iniciativa privada en la materia e incluso con iniciativas para que el recurso que se le entregue a los afectados por los sismos realmente sea para la compra de materiales.

 

“El compromiso lo hemos hecho con las cámaras del acero y del cemento, así mismo es muy importante decir que cada empresa dio a conocer sus descuentos y con esa información a través de PROFECO ya realizamos verificaciones para que los establecimientos cumplan con este apoyo”, afirmó.

 

La Integrante de la Red del Centro de Apoyo Mejoremos, Elena Solís, destacó la importancia de que las empresas que apoyen en la asistencia técnica sean verdaderamente certificadas, auditadas y que haya un cuidado extremo en esta materia para, entre otras cosas, generar confianza en la población.

 

“Hay tres puntos que para nosotros son muy importantes en la asistencia técnica, la primera es favorecer la sensibilización de la gente para que la gente sepa que sí es el tipo de apoyo que se requiere. Debemos de cambiar la cultura constructiva para que no se repitan casos como los ocurridos en septiembre pasado, y tres realizar proyectos progresivos, para que la gente tenga los elementos de cómo seguir construyendo su casa”, puntualizó.

 

La directora general de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas Nuvia Mayorga Delgado, dio a conocer la estrategia que el CDI realiza en la región para además de apoyar principalmente a las mujeres y además reactivar la economía.

 

“Las mujeres se dedican a hacer totopos, pan y los hombres a trabajos de alfarería y el ladrillo. La CDI, por instrucción del Presidente, realizó un proyecto para dotar a las mujeres de hornos para la producción de totopos y pan con maíz, sal, huevo y harina, ya que es parte de la cocina tradicional que viene de generación en generación. El recurso se le da a las mujeres en efectivo, también en un esquema de auto construcción asistida”, señaló.

 

La Directora de Canales Masivos de Bansefi, Amelia Villegas, afirmó que el objetivo de la institución es garantizar con toda su estructura llegar a las todas las comunidades afectadas por los sismos.

 

“Actualmente Bansefi, como parte del convenio con SEDATU y en coordinación con las autoridades estatales, estamos llegando casa por casa a la entrega de tarjetas y con un gran compromiso de todas las instancias involucradas las brigadas entregarán en tiempo y forma estos recursos”, afirmó.

 

Alfonso Serrano, de Vivienda Verde y Segura, destacó que como asistentes técnicos ésta es una oportunidad para generar viviendas con mejor calidad desde su construcción que sean resistentes, pero que sobre todo generen calidad de vida y preserven las costumbres de cada municipio.

 

El presidente nacional de Foropolis, Rafael Valdivia, destacó la importancia de considerar los procesos de planeación y que desde el municipio se elimine cualquier tipo de alteración en las normas técnicas del uso de suelo, infraestructura, atlas de riesgo, así como otros elementos.

 

En tanto, Pablo Vaggione, coordinador de ONU-Hábitat en México, reconoció la labor del Gobierno de la República, así como las acciones emprendidas por la sociedad mexicana ante la emergencia registrada en septiembre pasado.

 

El representante del colectivo Reconstruir México, Miquel Adriá, afirmó que desde esta organización integrada por más de 500 arquitectos, ingenieros, sociólogos y demás profesionales, la intención es difundir el tema del apuntalamiento de estructuras para mejorar la construcción de las viviendas.


                                                                              

                                         

 1                                             

espadas