En promedio 4.3 millones de pesos es lo que los familiares de las víctimas de secuestro en Puebla deben desembolsar para  liberarlos de sus captores, esto de acuerdo con los datos de la Fiscalía General del Estado (FGE) asentados en el informe correspondiente a 2017.

 

 

El año pasado fueron atendidos por la FGE 35 casos de secuestro en la entidad, y la cantidad que los delincuentes solicitaron a los familiares para dejar libres a las víctimas ascendió a 150 millones 820 mil pesos, revela el documento que se puede consultar en su portal digital.

 

 

No obstante, la intervención de las autoridades especializadas en asesoramiento y manejo de crisis, derivó en que sólo se pagó 6.9 millones de pesos de rescate, además de que se consiguió la liberación de 32 víctimas y la desarticulación de siete bandas dedicadas a dicho delito, así como la detención de 34 personas.

 

Hay que recordar que de acuerdo al reporte del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en 2017 se abrieron 70 carpetas de investigación en Puebla por el delito de secuestro, la cifra más alta de los últimos tres años, cuando en 2015 y 2016 se registraron 66 y 64 casos respectivamente.

 

Este lunes, Isabel Miranda de Wallace, presidenta de la organización Alto al Secuestro, dio a conocer que Puebla fue uno de los nueve estados de la república donde el secuestro incrementó respecto de diciembre de 2017, al pasar de tres a cinco casos, a pesar de que a nivel nacional, el 2018 inició con una baja de 23.4 por ciento.


espadas