Especialistas e investigadores del patrimonio artístico y documental convocados en el Museo Regional de Cholula para el Coloquio “Arte de la Memoria. La modernidad ante el pasado” -organizado por la Secretaría de Cultura y Turismo en coordinación con la Facultad de Filosofía y Letras de la BUAP- analizaron los diversos factores que le han permitido obtener al estado reconocimientos como Patrimonio Mundial.

 

Con la reciente inclusión del Lienzo de Quauhquechollan al registro de Memoria del Mundo de América Latina y el Caribe de la UNESCO, se abordó, primordialmente, su proceso de rescate, así como la colaboración interinstitucional y de la sociedad civil organizada para lograrlo.

 

En el acto inaugural, en representación del gobernador Tony Gali,  el secretario General de Gobierno, Diódoro Carrasco, refrendó la determinación de la actual administración, no solo de preservar, proteger e incrementar la memoria histórica de Puebla, sino de hacerla permanentemente accesible y sin mayores trámites a toda la población.

 

“Estamos comprometidos con fortalecer este derecho que tenemos  todas y todos, el derecho a nuestra identidad, a saber y conocer nuestras raíces y el derecho a protegerlas y difundirlas”, apuntó.

 

En su oportunidad, el secretario de Cultura y Turismo, Roberto Trauwitz Echeguren, dijo que este tipo de actividades busca reconocer el destacado papel de los pueblos originarios y su aportación a la sociedad actual, como ha instruido el jefe del Ejecutivo estatal.

 

En el evento estuvo presente Isabel Grañen Porrúa, presidenta de la Fundación Alfredo Harp Helú Oaxaca, que por medio de Apoyo al Desarrollo de Archivos y Bibliotecas de México (ADABI) ha impulsado la restauración y conservación de diversos documentos etnográficos producidos en la entidad.

 

Además, destacó la necesidad de apoyar la restauración y puesta en valor del ex convento de San Martín, en Huaquechula, con apoyo de la fundación que preside.

 

En las conferencias y mesas de trabajo que tuvieron lugar en el Coloquio se discutió el papel de los documentos etnográficos de la región poblana en la revalorización de la herencia cultural y fortalecimiento de la identidad local.

 

Dentro del programa destacó la entrega de la reproducción oficial del Mapa de Cholula, de 1581, por parte de la Universidad de Texas, representada por Kelly McDonough, así como  la participación de la investigadora Florine Asselbergs, con los avances de su estudio en torno al Lienzo de Quauhquechollan.


espadas