Los mejores alumnos de las diferentes Licenciaturas y Maestrías con que cuenta la Universidad Madero fueron homenajeados por su esfuerzo y dedicación en la “Ceremonia de entrega de Diplomas y Medallas John Wesley”, que cada año se lleva a cabo en la institución para reconocer a los más altos promedios de cada ciclo escolar.

 

Fueron en total 156 alumnos (118 estudiantes de Licenciatura y 38 de Maestría) quienes por contar con un promedio de 9.6 a 10 en licenciaturas y de 9.8 a 10 en el caso de maestrías, se hicieron acreedores a este reconocimiento.

 

De estos, 18 estudiantes (14 de licenciatura y 4 de maestría) recibieron la Medalla “John Wesley” la más alta condecoración académica otorgada a los mejores estudiantes de la Universidad Madero, es decir, quienes tienen promedio de 10.

 

“Su esfuerzo en el aula, el empeño por obtener el mejor provecho de la experiencia de sus profesores, las noches y fines de semana en que dejaron la diversión y el descanso para otro momento, y en general las decisiones acertadas que han tomado durante este tiempo, hoy se ven recompensadas. Siéntanse orgullosos de ustedes mismos”. Fue parte del mensaje que dirigió a los jóvenes el Mtro. Ernesto Rodríguez, director del área jurídica de T-Systems, al participar como invitado especial en esta ceremonia.

 

En este tenor, señaló que México requiere de más líderes y menos manipuladores, además de una sociedad fuerte, educada y con valores capaz de terminar con la corrupción e impunidad. Por ello invitó a los galardonados a conducirse siempre con responsabilidad, inteligencia y jamás olvidar sus principios.

 

Por su parte, el Rector Job César Romero Reyes, coincidió en que México requiere de personas que sean sobresalientes y que no se conformen con la mediocridad.

 

“La sociedad invierte mucho en educación; ustedes jóvenes, son un ejemplo de los muchos recursos que sus familias, otras personas y ustedes mismos invierten para que tengan un mejor futuro y lleguen a triunfar como profesionistas y personas de bien. Continúen esforzándose en ser mejores; reitero que para la Universidad Madero en sus 35 años, es motivo de privilegio estar formando talento global como el que está aquí hoy”.

 

Al finalizar la ceremonia, los estudiantes y sus familias pasaron de la parte formal al festejo, en un ameno convivio donde también sus maestros y coordinadores académicos tuvieron oportunidad de felicitarlos y reconocer su esfuerzo.


                                                                              

                                         

 1                                             

espadas