espadas

Los toros corridos hoy en el séptimo encierro de las fiestas de San Fermín causaron dos heridos por asta y al menos cuatro por golpes y contusiones, según un primer parte médico.

 

 Toros de la ganadería Núñez del Cuvillo protagonizaron una carrera de dos minutos y diez segundos

 

El penúltimo encierro de las fiestas de Pamplona (norte) tuvo de protagonistas a los toros de la ganadería Núñez del Cuvillo, que protagonizaron una rápida carrera de dos minutos y diez segundos hasta la plaza.

 

La rapidez de los toros ha ocasionado que, pese a llegar a la arena en dos minutos y diez segundos, hayan tenido que espera en la plaza la llegada de los mansos para entrar en chiqueros, por lo que el tiempo oficial del encierro ha sido de dos minutos y cuarenta segundos, para un recorrido de algo más de ochocientos metros.

 

Ya desde la salida de los corrales a las ocho de la mañana (6:00 GM) los astados se movieron con velocidad y, al poco, uno de los animales empitonó a un mozo en una pierna.

 

Los toros iban con metros de distancia entre ellos y permitiendo así que los corredores pudieran intercalarse entre los animales.

 

La gran velocidad de los astados ha provocado sucesivas caídas de los mozos, incapaces de aguantar junto al toro unos pocos metros antes de tener que retirarse con problemas para sortear las astas y, a mitad del recorrido, otro corredor ha sido alcanzado en la ingle.

 

En el callejón que da acceso a la plaza de toros algún que otro mozo ha sido arrollado por los astados, aunque ya en el interior han tenido que esperar a los cabestros para entrar en el corral.


           

 

1  

1  

1                                               

1      

      

espadas

espadas