La Selección Mexicana de Futbol cerró de buena forma su “mini gira” por Europa al derrotar por la mínima diferencia a su similar de Polonia, en partido amistoso disputado en la Arena Gdansk.

 

 

 

Polonia que venía de empatar 0-0 frente a Uruguay en Varsovia y que buscan regalarle una última alegría a su gente antes de despedir el año, se llevó una gran sorpresa al medirse a un cuadro azteca que mostró carácter y determinación durante los 90 minutos.

 

El Tricolor, sin ser amplio dominador, mostró efectividad en las pocas oportunidades que tuvo claras frente al marco.  Y fue por conducto de  Raúl Jiménez, al minuto 12, que los aztecas marcaron el único gol del encuentro en el último compromiso del Tricolor en este 2017.

 

EL PARTIDO

 

Fiel a su costumbre, porque si no lo hiciera sencillamente tendría que cambiarse el nombre, el técnico colombiano Juan Carlos Osorio realizó seis modificaciones en su once inicial respecto al que empató con Bélgica, lo que provocó que el “engranaje” fuera un poco más lento ante un rival que también tuvo muchas ausencias.

 

El Tri aprovechó esta situación al plantarse bien en la cancha con una línea de cinco, que le permitió controlar a unos polacos demasiado rígidos, que dejaron en claro que tienen bien definido cuál es su mejor cuadro.

 

México había generado poco al frente, un remate de cabeza de Raúl Jiménez apenas en el inicio, pero un rebote le permitió al atacante del Benfica de Portugal terminar con el cero al prender de media vuelta un disparo fulminante que dejó sin oportunidad al portero Wojciech Szczesny al minuto 12.

 

El cuadro de casa no tuvo capacidad de respuesta para ir al frente, demasiado previsible en sus ataques cuando tuvo el balón que estuvo la mayor parte del tiempo del conjunto de la CONCACAF, pero tampoco sin mucha claridad al frente.

 

Para el complemento, el “Tri” realizó cambios, le dio minutos a Hirving Lozano y a Oribe Peralta, así como a Carlos Vela en busca de una segunda anotación que finiquitara el rumbo del juego.

 

En tanto que las “Águilas Blancas” también movieron sus piezas e intentaron ir al frente y pese a que generaron muy poco, cerca estuvieron del empate al minuto 57 en un disparo de Maciej Rybus abajo, pegado al poste derecho que Jesús Corona excelente sacó con el pie.

 

Pese a tener tres hombres netamente ofensivos, como Lozano, Vela y Peralta, México tampoco fue peligroso, sobrellevó las acciones, cuidó su ventaja para salir con un triunfo poco vistoso, pero importante, no solo por el resultado, sino por la personalidad que mostraron ante un rival que está ubicado como la sexta mejor selección según el ranking de FIFA.


                                                

1                                                                              

1                                                                              

1                                                                              

1                                             

 
 
 

espadas