El Premio Internacional de Poesía Mario Benedetti se le dio este año a la poeta mexicana Julia Santibáñez, por su libro “Eros una vez”. Sin embargo, la autora no se creía que había sido la ganadora del concurso, incluso pensó que se trataba de una burla entre amigos. Ella en entrevista cuenta cómo se sintió al saber del premio.

 

“Cuando me avisaron que había ganado no me lo creía para nada. Lo primero que pensé fue que era una broma, creía que mis amigos me estaban jugando una broma, pero entonces mi hija me decía que era difícil que fuera una broma porque nadie sabía el nombre del libro ni el seudónimo con el que lo mandé, me tardé varias horas en que verdaderamente me cayera el 20. Hasta que lo vi anunciado en un portal con mi foto y mi nombre, hasta ahí acepté que era cierto”.

 

Julia Santibáñez ve en el asombro de vivir el centro de su poesía. EL INFORMADOR/G. Gallo

 

“Eros una vez”  surge, como todos los libros de la autora, “sin concebirse como un libro. Fui escribiendo los poemas, cada uno por su cuenta, de pronto, surge la inquietud, pensé que ahí había un libro. Entonces, comencé a jugar con qué poemas podían entrar, cuáles no, en qué orden, porque el orden que uno da a la presentación narrativa de los poemas incide en la lectura individual de cada uno. Es eso: jugar con cartas y ver qué forma puedes ir armando con ellas, estuve en eso un buen rato hasta que finalmente  sentí que era un libro. Pasó el tiempo, lo llevé a una editorial que no me hizo mucho caso, luego me enteré del premio, entonces dije bueno, lo mando y ya está”.

 

El título juega con la famosa frase inicial de los cuentos infantiles, “érase una vez”, sin embargo, cambia para poder introducir temas entorno al amor, “desamor, erotismo. En él encontramos poemas breves, en general mi poesía suele ser breve porque no sé escribir poemas largos aunque me gustaría, y son básicamente juegos de imaginación, algunos de ellos a partir de propias experiencias y otros imaginarios, pero en los que intento explorar el asombro que es vivir, aunque suene cursi, es real. De repente me pasa que me veo a mí misma aquí y ahora, donde yo soy, soy madre de una adolescente, pareja de él, ¿cómo es esto? Entonces hay como una distancia que de repente la vida me lleva a poner y a asombrarme. Básicamente de esto se trata el libro”.


                                                                              

                                         

 1                                             

espadas